Irán reactiva su planta atómica para enriquecer uranio

Científicos habían comenzado a inyectar hexafloruro de uranio (UF6) en 1.044 centrifugadoras en la planta de Fordo, tal como había anunciado ayer el presidente iraní, Hasan Rohani.

Redacción MDZ

Hasán Rohaní, el presidente iraní

Irán inyectó hoy gas en más de 1.000 centrifugadoras de una planta atómica fortificada y construida dentro de una montaña donde planea enriquecer uranio al 5 %, en una nueva respuesta a la retirada de Estados Unidos del acuerdo que mantenía inactiva la planta.

La TV estatal iraní interrumpió su programación habitual para informar que científicos habían comenzado a inyectar hexafloruro de uranio (UF6) en 1.044 centrifugadoras en la planta de Fordo, tal como había anunciado ayer el presidente iraní, Hasan Rohani.

La medida es una nueva violación de Irán del acuerdo nuclear que firmó con las potencias en 2015, todas ellas en respuesta a la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de retirar unilateralmente a su país del pacto y de volver a imponer sanciones a Teherán.

El anuncio de Rohani causó alarma mundial, porque implica que Fordo, cuya existencia fue revelada por Irán recién hace diez años, volverá a ser un sitio nuclear activo y no una instalación para la investigación sobre energía nuclear, como se estipuló en el acuerdo de 2015.

Rohani no había dicho si en Fordo, cuyas centrifugadoras giraban hasta ahora sin UF6, se iba a enriquecer uranio, pero el director del programa nuclear iraní, Ali Akbar Salehi, informó anoche que en la planta se enriquecerá uranio "hasta el 5 %", así como isotopos estables.

La reactivación de Fordo aumenta la presión sobre las naciones europeas firmantes del acuerdo de 2015 -Alemania, Francia y Reino Unido- para ayudar a Irán a esquivar las sanciones que impuso Trump a la venta de su petróleo y derivados, fuente número uno de divisas para Irán.

Al anunciar esta campaña de violaciones progresivas del acuerdo, en mayo, Rohani amenazó con más medidas para enero de 2020, que podrían incluir restricciones a la vigilancia internacional del programa atómica o enriquecer uranio a niveles como los necesarios para fabricar armas nucleares.

Desde entonces, ya violó el acuerdo en cuatro aspectos: superó el límite de 3,67% de enriquecimiento de uranio; dobló la cantidad de centrifugadoras que utiliza, superó las reservas de uranio permitidas por el pacto y, ahora, reactivó Fordo.

"El cuarto paso de Irán para reducir sus compromisos bajo el JCPOA (siglas en inglés del pacto nuclear) comienza hoy inyectando gas a 1.044 centrifugadoras", dijo hoy Rohani en Twitter.

"Gracias a la política de Estados Unidos y sus aliados, Fordo pronto volverá a su total funcionamiento", subrayó.

El portavoz de la Agencia de la Energía Atómica de Irán (AEAI), Behruz Kamalvandi, dijo que el proceso de inyección de gas en Fordo se realizó

en presencia de los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), encargados de supervisar el programa nuclear iraní.

El OIEA no hizo comentarios desde el anuncio de ayer de Irán.

La Unión Europea (UE) dijo ayer que estaba "preocupada" por la decisión.

Estados Unidos acusó a Teherán de "extorsión nuclear".

Rusia, también firmante del pacto -al igual que China-, responsabilizó a la "presión" de Estados Unidos y de Europa por la decisión iraní.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?