En Europa, no hay leña para el fuego: Hungría toma una drástica decisión

En Europa, no hay leña para el fuego: Hungría toma una drástica decisión

El Gobierno del ultranacionalista Viktor Orbán ha declarado el estado de emergencia energética, altamente dependiente de los suministros de hidrocarburos de Rusia. 

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El Gobierno húngaro controla desde este miércoles el comercio con la leña mediante nuevas regulaciones que incluyen el derecho preferente de compra para el Estado y posibles vetos a la exportación de ese producto que Budapest considera clave para el abastecimiento energético del país centroeuropeo.

Las medidas han sido adoptadas mediante un decreto publicado en la Gaceta Oficial la pasada noche, pocas horas después de que quedara interrumpida la llegada del petróleo ruso a Hungría a través del oleoducto Druzhba.

La exportación de la leña, de "importancia estratégica en el abastecimiento de energía de Hungría", solo se podrá realizar después de una autorización de las autoridades, que además cuentan desde hoy con derecho preferente de compra, señala el documento.

"El decreto fue redactado para asegurar el abastecimiento de combustibles controlando, regulando y, en determinados casos, prohibiendo la exportación de la leña", dijo el ministro de Agricultura, István Nagy, citado por la agencia MTI. 

La leña comprada por el Estado se usará para abastecer a los necesitados, así como a las instituciones estatales y los ayuntamientos locales, añadió. 

Estas nuevas medidas se suman a otras adoptadas después de que el Gobierno del ultranacionalista Viktor Orbán declarase el 13 de julio el estado de emergencia energética en el país, altamente dependiente de los suministros rusos de hidrocarburos

Entre otros, los hogares cuyo consumo de gas y/o electricidad supera cierto promedio deberán abonar un precio más elevado, imposición que ha desencadenado un aumento de la demanda de leña como fuente alternativa. 

Los bosques cubren el 21 % de la superficie de Hungría, con más de 400 millones de metros cúbicos de árboles, según datos del portal económico Portfolio.hu. 

La tala en los últimos 10 años tuvo un promedio de 7,5 millones de metros cúbicos, que considerando el crecimiento anual de 13 millones cúbicos, significa que los bosques del país crecían cada año con más de 5 millones metros cúbicos.

Recientemente, Budapest aflojó ciertos criterios de protección medioambiental para permitir más talas de árboles.

Hungría compra de Rusia el 65 % del petróleo y el 85 % del gas que utiliza, lo que hace que el país sea muy vulnerable a la actual crisis energética, agudizada por la invasión rusa a Ucrania.

Efe

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?