"Devastador": qué pasa con los huesos de los astronautas en el espacio

"Devastador": qué pasa con los huesos de los astronautas en el espacio

Expertos están analizando el efecto "devastador" que los vuelos espaciales provocan en la estructura ósea de los astronautas. De cara a futuras conquistas de Marte, la situación preocupa especialmente.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Las primeras conclusiones son por demás preocupantes: los astronautas padecen, por cada mes en órbita, serios problemas en sus huesos. Según una investigación, la densidad ósea disminuye entre el 1 % y el 2 %, y la recuperación no se logra incluso ni un año después del retorno a la Tierra. 

De esta manera, permanecer en el estado de ingravidez aporta un debilitamiento considerable de los huesos. Así lo ha determinado un grupo de especialistas internacionales, que reveló un informe en la revista Scientific Reports. 

"Para estudiar los efectos, los investigadores midieron las muñecas y los tobillos de 17 astronautas antes, durante y después de los vuelos espaciales. Descubrieron que sus huesos perdían entre el 1 % y el 2 % de su densidad cada mes en la órbita. De hecho, la velocidad del proceso era equivalente a décadas en la Tierra", aporta Rt. 

Según Nature, se observó que la recuperación ósea asimismo resultó ser lenta. De hecho, los expertos descubrieron que las espinillas de los astronautas no se habían recuperado totalmente incluso un año después de su regreso: entre los que pasaron en la órbita mucho tiempo -en la muestra había personas que estuvieron allí entre cuatro y seis meses- la recuperación fue todavía peor. 

En esta línea, entrevistado por AFP, Steven Boyd, uno de los especialistas, comparó los daños registrados con la torre Eiffel, de la que se extraen algunas varillas, y advirtió que no se podrá volver al estado previo al vuelo: 

"Cuando volvemos a la Tierra, espesamos lo que queda, pero en realidad no creamos nuevas varillas. Sin embargo, los ejercicios deportivos, especialmente el del peso muerto, ayudan a minimizar el daño". 

Considera Boyd que "los resultados tienen importancia no solo para los vuelos orbitales actuales, sino también para posibles misiones más largas. En particular, generan una gran preocupación acerca de las planificadas expediciones a Marte".  

"¿Seguirá empeorando con el tiempo o no? No lo sabemos. Es posible que lleguemos a un estado estable después de un tiempo, o es posible que sigamos perdiendo hueso. Sigamos perdiéndolo hasta que no quede nada", cerró Boyd. 

ScientificReports, Rt, Afp, Nature

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?