Video: cómo Rusia quiere ganar la guerra con sus 'fake news'

Video: cómo Rusia quiere ganar la guerra con sus 'fake news'

Los argumentos que utiliza la gran potencia para desacreditar a Ucrania, inclusive para negar los hechos violentos y trágicos ocurridos, e instalar sus propias 'fake news' desde las redes sociales.

Mario Simonovich

Mario Simonovich

El 7 de abril Rusia perdió su lugar en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas luego de que fotos y videos pusieran en evidencia la masacre de Bucha (situado, en línea recta, a 25 kilómetros de Kiev) y ejecutada por las fuerzas de Vladimir Putin, entre el 27 de febrero y el 31 de marzo último.

El hecho provocó un repudio internacional cuando se conocieron imágenes de cuerpos de hombres, mujeres y niños torturados, asesinados y hasta mutilados (con evidencias como orejas cortadas y dientes arrancados). También cadáveres de civiles en la carretera (algunos venían de realizar compras y otros, con sus bicicletas). El hecho se lo adjudicó a los efectivos de la 64.ª Brigada Independiente Motorizada de Rusia, que además de la matanza a personas también efectuaron disparos para matar a perros y otras mascotas. Encontraron 280 cadáveres en una fosa común y se estima que esta masacre dejó 457 muertos.

Lyudmyla Denisova, de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento ucraniano, denunció que alrededor de 25 niñas y mujeres de entre 14 y 25 años, que habían sido encerradas en el sótano de una casa, fueron violadas por soldados rusos. Nueve de ellas quedaron embarazadas.

 

Esto dice el periódico ruso Pravda de Bucha y Mariupol

Fuente: Komsomólskaya Pravda (traducido al español)
Este artículo de Pravda construye una historia sobre una "puesta en escena" en Bucha, con traslados de muertos por parte de ucranianos y que esos mismos cadáveres luego serían utilizados para "repetir" lo que sucedió allí en otras ciudades invadidas por Rusia.
"Las fotos fueron tomadas el 31 de marzo (cuando no habían tropas rusas en Bucha), y la fecha de la publicación original fue falsificada deliberadamente", afirma un artículo de Pravda.
Este artículo de Pravda brinda más detalles de la fake new: "Después de que el ejército ruso abandonara Bucha, soldados ucranianos fueron de puerta en puerta y abrieron viviendas cerradas ayudados por cerrajeros de allí. Luego, tras abrir las puertas, estos cerrajeros fueron  asesinados y sus cadáveres fueron colocados a lo largo del camino para horrorizar al mundo".
"El presunto bombardeo al hospital materno infantil de Mauripol es una historia falsa porque fueron militares ucranianos los que estuvieron allí y le quitaron la comida a las embarazadas. Y ni  un solo medio occidental se dio cuenta de esto", es lo que reportó Pravda. .

La respuesta de Rusia al mundo fue directamente negar los hechos. Para Putin la masacre de Bucha fue una 'fake news'. Y su gobierno lo negó una y otra vez.  "Fue un montaje más" (Ministerio de Defensa de la Federación Rusa), "Hubo videos falsos y 'fake news'. Rechazamos enérgicamente eso (referido a crímenes de guerra)  (Dmitri Peskov, portavoz del gobierno ruso).

Convertir una masacre en 'fake news' demuestra lo importante que es para el régimen de Putin la guerra de la información. Mirá el siguiente video:

Foto para acusar a Ucrania de "montaje" en Bucha

El montaje audiovisual consiste en seleccionar fragmentos separados de videos  o imágenes y unirlos en función de un guión que comunique un mensaje determinado .El siguiente es una imagen de Bucha -de la agencia AP- que fue utilizada por los prorrusos para sostener que la masacre ejecutada por las fuerzas rusas allí fue un "montaje", es decir, una 'fake news' para perjudicar a Rusia.

Fuente perma.cc y AP /Rodrigo Abd

El 4 de abril de 2022 la agencia Associated Press (AP) difundió una foto de Rodrigo Abd. "Un soldado ucraniano camina con niños y pasa junto a coches que son destruidos debido a la guerra contra Rusia, en Bucha, en las afueras de Kiev", según explicaba la leyenda de la imagen.

Tras su difusión, usuarios encontraron que los vidrios de las viviendas de esa foto no presentaban daños, lo que generó una serie de mensajes en sintonía con la postura del gobierno ruso (de que la masacre de Bucha había sido un "montaje audiovisual").

Fuente: ellinikahoaxes.gr

Mensajes como los siguientes surgieron tras la difusión de esa foto en las redes:

"Todo es un guión". "Desde el principio dije que todo era falso". "Escenografía y escenografía". "La producción teatral sobre esta guerra está totalmente hecha por aficionados". "Muy pocas personas se preguntan cómo es posible que cuando un misil ruso cae sobre una ciudad ucraniana, inmediatamente surgen videos ucranianos que muestran automóviles expulsados a cientos de metros de distancia mientras que las ventanas del edificio no se han roto. Nadie se pregunta en ese momento cómo se violan las leyes de la física de esta manera e incluso les parece algo normal". "La propagada occidental ha destruido el sentido común. La propaganda ucraniana para un ojo entrenado en noticias está demasiado a menudo expuesta al punto de la ridiculez, pero para las masas de las sociedades occidentales, que no entienden los "detalles", tiene un efecto catalítico. Desafortunadamente, el cerebro humano, cuando ve noticias a través de la televisión es incapaz de procesar las imágenes de lo que ve y escucha porque se convierte en un receptor pasivo".

Es decir, una simple foto informativa de un lugar sin daños de Bucha fue el punto de inicio de un debate que apuntó a  "generalizar" la idea de que no hubo una masacre en ese lugar y de que todos los crímenes de guerra en Ucrania han sido 'fake news'.

Sin embargo hace falta responder la gran duda: ¿por qué no presentaban daños las ventajas y los vidrios de los edificios que aparecen en la foto si esa ciudad había sido bombardeada y además, escenario de una gran masacre?

En un post, el sitio ellinikahoaxes.gr -conocido como la primer web de Grecia certificada para chequear la veracidad de la información (el nombre de la web responde a las iniciales de "empresa urbana sin fines de lucro para la lucha contra la desinformación"), desarrolló una completa explicación del caso para confirmar que hubo una masacre en Bucha. Y agrega que si bien no hubo signos de bombardeo en el área de la foto, sí había automóviles destruidos o dados vuelta, causados por vehículos blindados pesados y tanques rusos durante la retirada de esa ciudad para impedir que ucranianos utilizaran esos vehículos para una posterior persecución y venganza, y también para que las fuerzas rusas pudieran controlar mejor esa ciudad durante la toma.

Es decir, destruir los vehículos y bloquear las calles con los mismos para controlar mejor a la población.

Fuente: ellinikahoaxes.gr
Fuente: ellinikahoaxes.gr con foto de Reuters
Fuente: ellinikahoaxes.gr
Fuente: ellinikahoaxes.gr

 

La realidad, como demuestran las imágenes de este informe de BBC, es que sí ocurrió una masacre de Bucha:

Una calle de Bucha con un reguero de armamento ruso destruido. Fuente: BBC
Las tropas ucranianas que han retomado el control de la ciudad han tenido que encargarse de los cuerpos dejados atrás. Fuente: BBC y Getty Images.

 

Tras la recaptura de la ciudad se han cavado fosas comunes debido a la cantidad de cadáveres hallados. Fuente: BBC y Getty Images.

Para desinformar mejor: Rusia sin Facebook ni Twitter

Con 144,1 millones de habitantes, en Rusia sus habitantes no pueden acceder a los medios online independientes, como tampoco a Facebook, Instagram ni Twitter. El motivo: por presunta actividad "extremista". El régimen de Putin también prohibió las publicidades en Google y restringió el acceso al servicio de noticias del mismo. Todas medidas que avanzan hacia un mismo sentido: el predominio de la desinformación:

 

Por otra parte desde hace más de un mes que Visa y Mastercard no operan en Rusia, al igual que numerosos bancos, por lo que es evidente que el objetivo final de Vladimir Putin es el del control total.

El ataque al hospital materno infantil de Mariúpol también fue para Rusia una 'fake news'

Uno de los hechos más tristes y condenados por la comunidad internacional fue el bombardeo ruso al hospital materno infantil de Mariúpol. Cuando sucedió la reacción prorrusa fue a través del canal de Telegram "War Fakes", en el que se denunció como falso el "relato ucraniano"  del bombardeo ruso y la conclusión de los funcionarios de Putin fue que ese hospital había sido "volado" por las Fuerzas Armadas de Ucrania» para "cerrar el cielo" y así cumplir con lo establecido por por la OTAN acerca de una zona de exclusión aérea en Ucrania. También se llegó a decir que hubo actores y actrices para escenificar a las víctimas civiles del ataque. 'Fake news'. Hubo bombardeo y hubo víctimas civiles.

Por otra parte el embajador ruso antes la ONU, Vasili Nebenzia, había dicho que ese hospital había sido tomado por para practicar tiro y que "obstetras, enfermeras y todo el personal” habían sido expulsados de la maternidad.  Nada de esto se comprobó.

 

Otro caso que pone en evidencia el poder de la desinformación en estas horas es la enorme diferencia en la cantidad de bajas informadas por ambos países. Según Naciones Unidas, desde el 24 de febrero la guerra Rusia-Ucrania registra 2.899 muertos (210 niños). El gobierno de Ucrania dice que ha perdido, en los combates,  1.300 soldados y que las bajas rusas son muchas más:  23.000. En tanto, las autoridades de Moscú dicen que la guerra está dejando 1.351 efectivos rusos sin vida, contra 14 mil de Ucrania.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?