Japón se suma a la carrera espacial por el espacio profundo

Japón se suma a la carrera espacial por el espacio profundo

El país del sol naciente experimenta en el espacio con un nuevo motor de cohetes más eficaz para realizar viajes a lo profundo del espacio.

Nicolás Hornos

El tamaño y el peso son dos factores clave a la hora de fabricar un cohete. Con tal de hacer más liviana la carga, siempre se están buscando nuevas tecnologías que ayuden a ello. Al ser el combustible uno de los componentes más pesados, Japón está experimentando con nuevos propulsores que consuman menos. 

Según informó la agencia espacial japonesa JAXA, el país nipón ya prueba con éxito un nuevo cohete propulsado por un motor de detonación rotativa. Se trata de un propulsor especial que utiliza ondas de choque producidas por la quema de metano y oxígeno. Al detonar explosiones de forma controlada en un patrón circular, se produce un impulso que es mucho más eficiente al utilizar menos combustible.

Ya se venía experimentando con estos métodos desde hace un tiempo en laboratorios. Sin embargo, Japón es el primer país en probar esta tecnología a kilómetros de altura. El motor fue montado en el cohete S-520-31 y lanzado el pasado 27 de julio desde el centro espacial Uchinoura de JAXA en Japón

Ahora JAXA planea proceder a analizar en detalle todos los datos recopilados durante el experimento. Esto le va a permitir seguir investigando y desarrollando motores para cohetes mucho mejores que los actuales, especialmente pensados para viajes largos como al espacio profundo, donde se busca minimizar el peso lo máximo posible.

Según JAXA, el motor de detonación rotativa genera ondas de detonación y ondas de compresión a frecuencias “extremadamente altas”, consiguiendo así un empuje mayor. Por otro lado, el sistema utiliza mucho menos combustible que uno tradicional al no estar detonando de forma continua, por lo que se considera más eficiente: utiliza menos combustible y al mismo tiempo genera un mayor impulso.

Sin embargo, la dificultad en estos propulsores se encuentra en conseguir que funcionen, ya que se trata de un procedimiento difícil en las condiciones extremas en las que se posiciona el cohete atravesando la atmósfera o en el espacio. Por el momento, Japón presume de haber conseguido operar el primer motor de detonación rotativa en el espacio.

Desde JAXA proponen “hacer realidad una sociedad segura y próspera utilizando el espacio y el cielo. Al utilizar los principales avances tecnológicos, tendremos éxito y entregaremos nuestros logros junto con una sabiduría más amplia a la sociedad”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?