La NASA está a punto de lanzar el sucesor del telescopio Hubble y esperan revolucionar cómo miramos el espacio

La NASA está a punto de lanzar el sucesor del telescopio Hubble y esperan revolucionar cómo miramos el espacio

Falta cada vez menos para que la NASA envíe al espacio el costoso telescopio James Webb, que mostrará el espacio de una manera revolucionaria. Lo consideran el sucesor del Hubble.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

La NASA se prepara para lanzar el telescopio que podría revolucionar la manera en la que miramos el espacio. El telescopio espacial James Webb es considerado el sucesor del Hubble, que desde hace años envía las imágenes más espectaculares que se conocen de diferentes galaxias.

El James Webb será el telescopio más poderoso y costoso de la historia de la humanidad. Su viaje comenzará en diciembre, y será increíblemente largo. El punto al que apuntará queda a más de un millón y medio de kilómetros de la Tierra.

Una vez que llegue a su destino, el nuevo telescopio podrá llegar con su lente a los rincones más alejados del universo observable. El paso que dará dar NASA será calibrar el telescopio, y se espera que seis meses después de que finalice el viaje del James Webb serán reveladas sus primeras imágenes.

La pregunta que se hacen los entusiastas del espacio es si estas imágenes serán igual de impresionantes que las que consiguió en su momento el Hubble. Desde NASA consideran que sí, y van un poco más allá. Jane Rigby, una astrofísica del equipo del James Webb, dio una respuesta categórica: "¿Se verán las imágenes del Webb igual de espectacular que las del Hubble? ¿Nos gustarán no sólo por su valor científico, sino porque nos van a dejar con la boca abierta? Estoy segura de que sí".

El legado del Hubble y la innovación del telescopio Webb

El telescopio Hubble marcó un antes y un después: sus imágenes presentaron al cosmos de una manera que parecía sacada directamente de la ciencia ficción. Tres décadas después de las primeras fotos que envió a la Tierra, sigue sorprendiendo a todos los que ven estas imágenes.

El grupo de galaxias ARP 274, una de las imágenes más recordadas del Hubble. Foto: Twitter (@NASAHubble)

Ahora se espera que el Webb dé un paso más allá. El enorme espejo de este telescopio está dividido en segmentos, de modo que él y un escudo para el sol de cinco capas del tamaño de una cancha de tenis pueden plegarse dentro de un cohete y luego desplegarse. Todas sus tecnologías tienen que funcionar sin problemas porque, a diferencia del Hubble, no hay forma de enviar un equipo de reparación.

La luz necesita tiempo para viajar a través del espacio, y Webb podrá capturar la luz que ha estado viajando durante casi toda la historia del universo. "Webb podrá ver las galaxias como se veían un par de cientos de millones de años después del Big Bang", contó Rigby.

Un telescopio infrarrojo como James Webb no solo puede ver objetos más viejos y fríos, sino que también puede mirar a través del polvo que puede oscurecer las estrellas y otros objetos en las imágenes del Hubble.

Si todo sigue de acuerdo a lo que planeó la NASA, el Webb debería salir al espacio a fines de este año, y comenzar a mandar las primeras imágenes a mediados del 2022. La agencia norteamericana ya tiene un plan para que las primeras fotos del telescopio de 10 mil millones de dólares sean "increíblemente hermosas y poderosas, tanto visual como científicamente".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?