Un ente educativo católico organizó una quema de casi 5.000 libros en Canadá

Un ente educativo católico organizó una quema de casi 5.000 libros en Canadá

Destruyeron 4.716 copias de 155 obras, entre ellas 'Pocahontas', 'Tintín' y 'Astérix', Explicaron que lo hicieron por sus contenidos "obsoletos e inapropiados" hacia los indígenas. Los organizadores dijeron: "Tratamos de corregir la historia".

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Una investigación periodística, realizada por Radio Canada, puso en evidencia que la Junta Escolar Católica Providence, que reúne a unas 30 escuelas francófonas de Ontario, llevó adelante en 2019 una quema de libros infantiles

El medio se enteró de esta acción porque tuvo acceso a documentación interna de la junta escolar y también de un video que el organismo preparó para los alumnos. Incluso, se supo que el Ministerio de Educación de Ontario fue parte de la idea, aunque no participó de la selección de los títulos a quemar. 

Así, se conoció que destruyeron 4.716 copias de 155 títulos, muchos de ellos famosos, que, según el ente católico, son "obsoletos e inapropiados" hacia los indígenas

Mujeres fáciles 

Entre los libros prohibidos está el cómic 'Tintín en América', ediado por primera vez en 1932. Según la Junta Escolar Católica, el libro tiene "lenguaje inaceptable", "información incorrecta" y una representación "negativa" y "ofensiva" de los indígenas de Canadá, a los que el libro se refiere como "pieles rojas". 

Además, fueron prohibidos 'Astérix en América' y 'Pocahontas'. Según se indica, estas obras sexualizan a las mujeres indígenas. "Desarrollamos lo que se llama salvajismo sexual, una imagen de las mujeres nativas como mujeres fáciles", reveló una de las organizadoras de la ceremonia', Suzy Kies

Además, dijo que "Pocahontas es muy sexual y sensual, para nosotras las nativas es peligroso". 

Asimismo, la imagen de hombres aborígenes sin camisa en la tapa de 'El hijo de los hurones', biografía del aventurero francés Étienne Brûlé, fue tachada como "una representación falsa" que también provocó su retirada. 

Asimismo, fueron retirados y destruidos los ejemplares del libro 'Les esquimaux' ('Los esquimales'), por el uso de este sustantivo, que, en la actualidad, es evaluado como una denominación peyorativa de los inuit

Syzy Kies. (News-In24)

"Corregir la historia" 

Suzy Kies se presenta como investigadora independiente y "guardiana del conocimiento" y es copresidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas del Partido Liberal.

Kies justificó la destrucción de los libros. 

Así dijo: "La gente entra en pánico por la quema de libros, pero estamos hablando de millones de libros que tienen imágenes negativas de los indígenas, que perpetúan estereotipos que son realmente perjudiciales y peligrosos. Se trata de historias escritas por europeos, desde una perspectiva eurocéntrica y no por pueblos indígenas. No estamos tratando de borrar la historia, estamos tratando de corregirla". 

El rechazo de autores 

La ceremonia generó fuerte rechazo de los autores de algunos de los libros destruidos. Jean-Claude Larocque, quien escribió la biografía de Brûlé, lo tachó de "pura censura".

"¿Volvemos al índice?", preguntó, refiriéndose a la lista de libros prohibidos en las escuelas católicas hasta la década de 1960. 

La escritora Sylvie Brien, creadora de 'The Indian College Affair', también retirado, se mostró azorada: "Es increíble".

"¿Qué derecho tienen para hacer tal cosa? Es completamente ridículo. Fui una de las primeras en abordar en su libro los horrores de las escuelas residenciales para los indígenas", se lee en Rt

Marcel Levasseur, creó el explorador Laflèche, y sus libros también fueron retirados. Dijo que se sintió "prohibido". El dibujante aduce que lo ocurrido es devastador y que no sabe si publicará el cuarto álbum del personaje: 

"Me doy cuenta de que puede ser tan frágil, que puede ser objeto de vergüenza de la noche a la mañana… ¿Quiero seguir luchando?" 

Radio Canada, News-in24, Rt, NeoTradWife, Youtube. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?