Militares de Australia beben de la pierna protésica de un afgano asesinado

Militares de Australia beben de la pierna protésica de un afgano asesinado

Hay cientos de fotos que lo atetistiguan y que son parte de una audiencia judicial. Sucedió en un bar clandestino de la base militar australiana en Afganistán.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Hay, literalmente, "cientos" de fotos, en un bar no oficial, bebiendo de la pierna ortopédica de un afgano que fue asesinado por esas fuerzas. 

La acción, claramente, configura un crimen de guerra y es parte de una audiencia judicial. 

La penosa situación se dio en una base militar de Australia en Afganistán. 

Caso de difamación 

El caso fue ofrecido por Ben Roberts-Smith, uniformado que ha recibido la Cruz Victoria para Australia, el más alto reconocimiento en el sistema de honores de esa nación, contra los medios de Australia, que en 2018 lo volvieron objeto de investigaciones periodísticas sobre los crímenes de guerra cometidos por soldados australianos en Afganistán. 

Se cree que el juicio durará 10 semanas y empezará el 7 de junio. 

En el marco de la audiencia de este miércoles, la defensa de Roberts-Smith declaró que procesar "cientos de imágenes de soldados bebiendo de la pierna es demasiado oneroso y demasiado largo", en referencia al contenido de unos lápices de memoria que se han convertido en una parte central del caso, publica el diario australiano News.

Las primeras imágenes de tropas australianas bebiendo de la pierna protésica de un afgano muerto en el bar no oficial Fat Lady's Arms fueron reveladas el año pasado.

Según la defensa de los periódicos australianos, en 2009 Roberts-Smith disparó a un civil afgano que tenía una pierna artificial, que posteriormente fue llevada a la base militar australiana, donde se usaba como recipiente para beber. 

Los abogados de Roberts-Smith, a su vez, alegaron que el hombre con la prótesis era un soldado talibán, que la pierna protésica la llevó a la base otro soldado y que su cliente nunca bebió de ella, ha difundido The Guardian

Ejecución de civiles 

El pasado noviembre, Paul Brereton, el inspector general de la Fuerza de Defensa Australiana (FDA), presentó un informe de 465 páginas en el que concluyó que los integrantes del Grupo de Trabajo de Operaciones Especiales de Australia, que operó en Afganistán entre 2005 y 2016, ejecutaron ilegalmente a 39 personas.

Asimismo, el jefe de la FDA, Angus Campbell, identificó a 25 militares vinculados a estos actos, a los que se refirió como "posiblemente el episodio más vergonzoso en la historia militar de Australia". 

TheGuardian, Rt, News, Youtube. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?