Pena de muerte en Estados Unidos: polémica y cómo funciona en 2021

Pena de muerte en Estados Unidos: polémica y cómo funciona en 2021

En muchos estados, la pena de muerte aún se mantiene vigente y se aplica también para delitos federales.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Estados Unidos es uno de los países que aún mantiene vigente la pena de muerte en algunos de sus estados, aunque esto ya no tiene una mirada positiva de parte de los norteamericanos y es uno de los temas que más polémica genera en el país.

Actualmente, son 18 estados en los que la pena de muerte está vigente y se aplicó con frecuencia en los últimos 10 años como en Texas, Oklahoma, Florida, Ohio y Arizona. Hasta el momento, Texas es el que más ejecuciones tuvo, aunque Oklahoma tiene la mayor tasa de ejecución per cápita. Por otro lado, en 2014 el 80% de las ejecuciones se concentraron en los estados de Texas, Missouri y Florida.

Michigan hace la diferencia

Si bien hace mucho años este tipo de ejecución fue legal en todo el país, hay muchos estados que nunca la llevaron adelante y Michigan fue el primero que prohibió cualquier tipo de pena de muerte en el Artículo 4, Sección 46 de la cuarta Constitución de Míchigan (ratificada en 1963; efectiva en 1964).

Cámara de ejecución de la Prisión Estatal de San Quintin, Estados Unidos. Fuente: Wikipedia.

Diferencia entre pena de muerte federal y pena de muerte estatal

Cada Estado tiene una Legislatura Estatal que le da autoridad para debatir, aprobar y sancionar un Código Penal autónomo y diferente al que se aplica a nival nacional, por lo tanto cada uno de ellos es libre de elegir si aplican o no la pena de muerte como sentencia en un juicio. 

Por lo tanto, cuando un Estado lleva adelante un juicio se aplican las leyes de ese mismo Estado. Pero cuando un crimen es cometido en un determinado Estado, pero el juicio se eleva a nivel federal la situación es distinta: el que juzga es el Congreso de los Estados Unidos, que se nuclea en un solo código penal nacional. 

Aunque los Estados hayan eliminado la pena de muerte en su jurisdicción, si el delito pasa a ser federal la ejecución, en caso de dictaminarse así, se lleva adelante porque los estados no pueden invadir la jurisdicción federal, de la misma manera que los poderes federales (Presidente, Congreso y justicia federal) no pueden obligar a los estados a aplicar la pena de muerte en el caso de delitos estatales.

Es ley, pero no se aplica

También existen los casos de algunos Estados en los cuales la pena de muerte se encuentra vigente dentro de su Legislatura Estatal, pero no se llevan a cabo o se aplica a una moratoria que suspende indefinidamente todas las ejecuciones pendientes. Así es el caso de Oregon, cuando en 2011, John Kitzhaber anunció que suspendía la ejecución de los condenados a muerte en su estado por el resto de su mandato como gobernador.

Otro caso es el de California: el gobernador Gavin Newsom anunció en 2019 que iba a decretar una moratoria en la pena de muerte en su estado. Lo que buscan con estas medidas es no modificar las leyes estatales, pero intentan no llevarlas adelante cambiándolas por cadenas perpetuas.​

Pérdida de respaldo

Desde hace años, la pena capital perdió el respaldo de la opinión pública y hasta fue demandado en varias ocasiones la eliminación de tal castigo. Un estudio de la consultora Gallup publicada en junio del 2020 arrojó que el 54% de los estadounidenses consideran que este castigo "es moralmente aceptable", lo que representa una notable caída si se compara con 71% de los consultados que decían lo mismo en el año 2006.

Actualmente, el Protocolo Federal de Ejecuciones prevé que la pena de muerte se realice por inyección letal, pero esto fue muy cuestionado luego de confirmarse que hubo muertes lentas y dolorosas.

Sin embargo, diversas organizaciones de Derechos Humanos, como Amnistía Internacional, siguen abogando por la erradicación de la pena capital como modo de punición hacia los criminales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?