El insólito destino del castillo de Drácula en plena pandemia

El insólito destino del castillo de Drácula en plena pandemia

El castillo de Bran se transformó, por la pandemia, en uno de los centros turísticos donde se puede acceder a la inmunización contra el coronavirus.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

La pandemia por el coronavirus hizo darle un nuevo uso a algunos sitios turísticos como Euro Disney, las playas de Miami o Time Square en Nueva York, que ofrecieron sus espacios como centros de vacunación contra el covid-19. Ahora se suma a la lista una edificación que a nadie se le ocurriría asociar con la salud: el castillo de Drácula en Transilvania.

El castillo de Bran, ubicado en centro de Rumania, es una fortaleza medieval construida en 1212 donde, según las creencias, vivió "El Empalador" Vlad Tepes, príncipe de Valaquia entre 1456 y 1462. Esta magnífica construcción se transformó, como consecuencia de la pandemia, en uno de los atractivos turísticos donde se llevan a cabo la aplicación de vacunas Pfizer contra el coronavirus

REUTERS

Este edificio, es uno de los centros turísticos más importantes de este país, por su antigüedad, su valor arquitectónico y la relación que se ha generado entre éste y el personaje ficticio del conde Drácula. Una curiosidad es que se cree que la verdadera fortaleza en la que vivió el famoso "chupa sangre" fue en el castillo de Poenari. 

Esta no es la primera vez que al Gobierno de Rumania se le ocurre una idea de esta índole para que las personas se vacunen. Recientemente, la Biblioteca Nacional de Bucarest ubicada en la capital del país, fue uno de los lugares donde se llevó a cabo una de las maratones de vacunación durante 24 horas. 

REUTERS

Las personas que se vacunaron en este centro turístico, además de recibir la inmunización, se llevaron un certificado donde se los destacaba por su "responsabilidad y audacia". También, serán recibidos en el castillo por los próximos 100 años. 

A los vacunados se les hace entrega de un certificado donde se da cuenta de su "responsabilidad y audacia"
REUTERS

Uno de los vacunados en este lugar fue un hombre de 39 años reveló su experiencia al diario británico The Guardian “Vine a visitar el castillo con mi familia y, cuando vi el cartel, reuní mi coraje y acepté ponerme la vacuna”, sostuvo. 

Hasta el momento, de los 19 millones de habitantes que tiene Rumania, el 18,35% de su población ya recibió la primera dosis, mientras que el 11,72% ya completó su inmunización. Desde el comienzo de la pandemia, según los datos de Johns Hopkins University & Medicine Coronavirus Resource Center, este país ha registrado 1 millón de contagios y mas de 28.960 muertes por covid-19. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?