Eslovaquia pone en duda la calidad de la Sputnik V y no la aplicará

Eslovaquia pone en duda la calidad de la Sputnik V y no la aplicará

El país centroeuropeo afirma que las dosis que llegaron allí no son las mismas que analizó la revista especializada The Lancet, y por lo tanto su agencia reguladora recomendó suspender la aplicación hasta tanto no se aclare el asunto. Rusia pidió que le devuelvan el envío.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

En medio de la carrera por completar la vacunación masiva de su población, el gobierno de Eslovaquia decidió suspender la aplicación de la Sputnik V por considerar que las dosis que están llegando desde Rusia no son iguales a las que en su momento fueron analizadas por la revista especializada The Lancet.

Por otro lado, las autoridades eslovacas sostienen que las vacunas que arriban no son las que aprobaron los entes reguladores de la Unión Europea. Eso ocasionó una airada protesta por parte de Rusia, que interpretó la movida como un ataque al prestigio del producto generado en el Instituto Gamaleya.

Los analistas eslovacos insisten en que las dosis que arribaron el 1 de marzo no son las que se comentaron en The Lancet. En su momento, la publicación científica confirmó que la Sputnik tenía una eficacia del 91,6%. Los eslovacos plantearon sus dudas y entonces Rusia pidió que les devuelvan las 200.000 dosis destinadas allí para que "otros países puedan utilizarlas".

El "affaire Sputnik" causó la dimisión del primer ministro eslovaco

Y lo que es más, el Fondo Ruso de Inversión Directa ha calificado el incidente como "un sabotaje" y el inicio de una "campaña de desinformación". 

Terremoto político

“Todos los lotes de Sputnik V tienen la misma calidad y pasan un exhaustivo control de calidad en el Instituto Gamaleya. La calidad de Sputnik V ha sido confirmada por reguladores de 59 países”, reforzaron en las redes sociales representantes del país fabricante.

El "affaire Sputnik" ya causó la renuncia de varios funcionarios y hasta del primer ministro eslovaco, Igor Matovič, porque se lo acusa de haber hecho contactos por fuera de la UE. El funcionario habría solicitado 2 millones de dosis a pesar de que no tenía el apoyo político para hacerlo.

Cabe destacar que la tensión se produce a días de que se hayan registrado movimientos de tropas en la frontera que comparten Rusia y Ucrania, y en medio de disputas al interior de Europa acerca de si se deberían negociar más entregas de dosis con la nación que preside Vladimir Putin

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?