Elecciones en Madrid: ¿qué pasa con Pablo Iglesias?

Elecciones en Madrid: ¿qué pasa con Pablo Iglesias?

Las elecciones a la Asamblea de Madrid se llevarán a cabo el próximo 4 de mayo.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Sin lugar a dudas, los días que vive Pablo Iglesias son de lo más convulsionados. De cara a las próximas elecciones en Madrid, el candidato de Unidas Podemos recibió amenazas de muerte, decidió no participar del debate con Vox y ahora le reprocha a la Casa Real ante lo que considera una falta de respuesta a la “violencia fascista”. A continuación, todos los detalles.

Fuente: lavozdegalicia.es

Pablo Iglesias: las razones de su reproche a la Casa Real 

A días de unas nuevas elecciones en Madrid, Iglesias continúa con su campaña incentivando una participación masiva en las urnas para detener lo que él llama el “avance del fascismo”.

En un acto reciente realizado en Getafe, el líder político expresó: “¿Cómo es posible que con amenazas de muerte reales y verificadas por el Ministerio del Interior no se haya producido todavía una sola palabra de la Casa Real condenando la violencia fascista?".

Con dicha pregunta, el político hacía referencia a la misiva que recibió la semana pasada y también a las amenazas que les llegaron a ministros como Fernando Grande Marlaska y Reyes Marloto, y también a María Gámez, directora de la Guardia Civil.

En las últimas horas, El Correo dio a conocer que a Iglesias le llegó un nuevo texto de amenaza, el cual contenía también proyectiles de arma corta y arma larga.

¿Qué dijo Pablo Iglesias respecto a la suspensión del debate con Vox?

Fue precisamente porque desde Vox pusieron en duda la autenticidad de dicha amenaza de muerte que el candidato de 42 años decidió bajarse del debate que estaba organizado.

En diálogo con 20 minutos, Iglesias dijo al respecto: “se están atravesando todas las líneas rojas, hay un clima de impunidad escandaloso, y ya está bien, no puede continuar el blanqueamiento mediático a la ultraderecha”.

Preguntado acerca de si en realidad esto no es más que desperdiciar una oportunidad de refutar los argumentos de Vox, el líder de Unidas Podemos recordó que a él siempre le han gustado los debates y que hasta ha dicho que tendrían que ser obligatorios.

Sin embargo, agregó que “por encima de cualquier cálculo electoral hay una cuestión de principios: debatir con una ultraderecha que no condena amenazas de muerte y que las pone en duda es estar blanqueando y normalizando una opción que va contra la democracia”.

En pocas palabras, dijo: “los demócratas no podemos debatir con ellos como si fuera una opción política normal”.

Por último, también se manifestó acerca de las encuestas que reflejan un cierto estancamiento del espacio político que integra de cara a las próximas elecciones.

“Las encuestas se han convertido en un dispositivo performativo para tratar de fijar la realidad antes de que la gente vote. Han pasado muchas cosas en estos siete años como para desconfiar de ellas”, dijo.

Además, agregó que en su espacio manejan otros números e invitó a que “nadie crea que el resultado está hecho”.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?