Sigue el caos en Barcelona tras la condena al artista antimonárquico

Sigue el caos en Barcelona tras la condena al artista antimonárquico

El rapero Pablo Hasel difundió consignas contra el Rey y la justicia española lo condenó a prisión. Desde hace tres noches los manifestantes copan las calles de la capital catalana exigiendo la libertad del músico. Hay choques con la Policía y las demandas se amplían. Impactantes fotos y videos.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Por tercera noche consecutiva Barcelona es una ciudad en llamas. Al menos en un sector del centro, donde se han dado cita manifestantes que los Mossos d'Esquadra -la Policía local- intentan contener en medio de una sucesión de corridas, containers ardiendo y choques callejeros

La chispa fue el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel, que también encendió manifestaciones en Madrid, Valencia y Tarragona. En Barcelona son cientos los manifestantes que se enfrentan con los efectivos en las inmediaciones de Diputació y Passeig de Sant Joan

Uno de los momentos más tensos de la jornada fue cuando parte de la protesta se dirigió hasta la sede del diario El Periódico e hizo pintadas en los cristales de la redacción. 

El protocolo policial indica que se deben hacer advertencias antes de reprimir a la multitud. Sin embargo, el sonido de los megáfonos no parece hacer mella en los presentes:

No está claro si el gobierno dará vuelta atrás en la condena contra el rapero. Lo que es innegable es que la sentencia se suma a la que pesa sobre otras figuras que cuestionan la existencia de la corona, incluidos algunos políticos catalanes independentistas que han sido detenidos en los últimos años.

Qué dijo Hasel 

El artista Pablo Hasel fue encarcelado el martes. Se le ha aplicado una condena de 9 meses de prisión por haber cantado y tuiteado contra la monarquía. Además, se le sumó otra sentencia de dos años por amenazas, más una cuantiosa multa.

Mujeres: foto tomada durante los disturbios de ayer en Cataluña. Foto: @jordiborras

Lo acusan de "injuriar a la corona" y "enaltecer al terrorismo"; pero para muchos Hasel se ha convertido en un símbolo del descontento frente a un Estado Nacional que aporta fondos públicos para el mantenimiento de una familia real que llegó allí "por derecho divino".

Hasel pide "guillotina" contra la monarquía. Y se ha referido a la familia real diciendo que son "mafiosos", "parásitos" y "una banda criminal"; al tiempo que define a las Fuerzas de Seguridad como una “pandilla de psicópatas que golpean a quienes exigimos nuestros derechos”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?