Bolivia sufre días de tensión y Luis Arce se enfrenta al "Eje"

Bolivia sufre días de tensión y Luis Arce se enfrenta al "Eje"

La Paz, Cochabamba y Santa Cruz se oponen al presidente. Habrá marchas y huelgas en una de las ciudades.

Santiago Hernandorena

Santiago Hernandorena

Falta casi un mes para que se cumpla el primer año del gobierno de Luis Arce en Bolivia y se encuentra enfrentado con el “Eje”. Este está formado por las tres ciudades principales del país: Santa Cruz, Cochabamba y La Paz.

Hoy en la primera se realiza una movilización que continuará con un para mañana para que “cese la persecución política”. Al mismo tiempo, Cochabamba vive días de vigilia donde los militantes respaldan al alcalde local, que el oficialismo busca destituir.

“Bolivia siempre tuvo realidades y fenómenos sociales y políticos totalmente diferentes en los distintos lugares del territorio, y a eso se le suma ahora una oposición y un oficialismo fragmentados”, explicó el analista político Jorge Dulón.

Las causas judiciales que se abrieron contra líderes opositores, desde la asunción de Arce, por la caída de Evo Morales, son uno de los principales focos de conflicto. Mientras para la oposición es “persecución política”, para el oficialismo es justicia ante un “golpe de Estado”.

”Lamentamos y rechazamos de manera contundente a quienes buscan de manera reiterativa ganar a través de la violencia, de la confrontación, de la generación de odio, enfrentamiento, lo que no logran conseguir en las urnas y lo que buscan en el fondo es impunidad”, expresó la ministra de la Presidencia, María Nela Prada.

Entre las causas judiciales, la principal es la que afronta la expresidente Jeanine Áñez. La exmandataria se encuentra detenida en el Centro Penitenciario Femenino de Miraflores, en La Paz.

La causa se encuentra en en “etapa de instrucción” por lo que el plazo máximo de detención es de seis meses, pero los fiscales consiguieron extenderlo hasta marzo próximo. Ese aspecto es uno de los que llevan a la movilización de hoy, que reclama la liberación de Áñez.

Jeanine Áñez

Si bien la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) desechó las denuncias presentadas por Áñez, su abogado Jorge Valda, relató que la expresidenta bajó 12 kilos desde su detención y tuvo un intento de suicidio en agosto pasado. “Siempre que la visitamos en su habitación de 2 x 2 metros, ya sea los abogados, sus familiares o incluso en las sesiones con su psicólogo, en todo momento hay un funcionario del Centro Penitenciario parado al lado de nosotros. No existe la privacidad”, agregó.

Santa Cruz es gobernada pro el opositor Luis Fernando Camacho, quien lideró el paro y las marchas que destronaron a Evo Morales en 2019. La marcha de hoy y la huelga de mañana fueron convocadas por el Comité Cívico de Santa Cruz (CCSC). Esta organización político-empresarial tiene el apoyo de los expresidentes de derecha Carlos Mesa (2003-2005) y Jorge Quiroga (2001-2002) asi como de representantes del colectivo Consejo Nacional de la Defensa de la Democracia (Conade).

Luis Fernando Camacho, gobernador de Santa Cruz

Camacho fue citado esta semana a La Paz para declarar por acusaciones en su contra pero la Fiscalía postergó la fecha de citación. “Santa Cruz siempre fue un bastión opositor al MAS. Y el gobierno se está dando cuenta de que si sigue tirando de la cuerda corre el riesgo de un estallido. Y Arce no tiene la fuerza política que tenía Evo para resistir el embate”, explicó Dulón.

Al mismo tiempo, el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, también tiene un proceso judicial encabezado por el gobierno que busca sacarlo de la alcaldía 100 días después de haber asumido el cargo.

“La principal debilidad del eje opositor en Bolivia es su fragmentación. Camacho no es popular en La Paz y los otros líderes no tienen tanto respaldo fuera de su distrito”, explicó Dulón.

Fuente: La Nación

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?