Marcha atrás: España cierra el ocio nocturno y prohibe fumar en la calle

Marcha atrás: España cierra el ocio nocturno y prohibe fumar en la calle

El Ministerio de Sanidad ha acordado con las comunidades autónomas una serie de medidas para enfrentar el coronavirus.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

El ministro español de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado hoy un nuevo paquete de medidas acordado con los gobiernos regionales para atajar el preocupante aumento de casos de coronavirus registrado en España a lo largo de las últimas semanas. El cierre de los locales de ocio nocturno y la prohibición de fumar en la vía pública cuando no se pueda mantener una distancia de seguridad destacan entre las recientes decisiones. 

En concreto, será obligatorio el cierre de discotecas, salas de baile y bares de copas con y sin actuaciones musicales en directo; y con respecto al consumo de tabaco y asimilados, se prohibe fumar en la vía pública o en espacios al aire libre cuando no se pueda mantener una distancia interpersonal de al menos dos metros. Esta limitación es igualmente válida también para dispositivos de inhalación de tabaco, como pipas de agua, cachimbas o asimilados. 

Aunque Illa ha admitido que "no hay un plazo establecido" para que las Comunidades Autónomas traspongan estas nuevas medidas a sus ordenamientos legales, el titular de Sanidad ha asegurado que lo harán "en la máxima brevedad posible". 

España tiene 337.334 casos de coronavirus y 28.605 muertes, según el Instituto Johns Hopkins 

El ministro ha querido subrayar la unanimidad con la que se han aceptado estas nuevas disposiciones y ha insistido en que desde su departamento se pide a las autoridades territoriales que pongan todos los medios a su disposición para hacer que se cumplan lo antes posible, ya que tienen carácter obligatorio "en todo el territorio nacional" y "no requieren ratificación jurídica". 

Los establecimientos de hostelería y restauración también tendrán que cumplir con la obligación garantizar distancias mínimas de 1,5 metros tanto en el servicio en barra como entre las mesas. Se establece también un máximo de 10 personas por mesa.

Por su parte, las residencias geriátricas y centros sociosanitarios quedarán sujetos a la obligación de realizar pruebas PCR  a todos los nuevos ingresos con carácter residencial, con 72 horas de antelación como máximo. También se realizarán estos tests a los empleados que regresen de vacaciones y permisos, así como a los nuevos trabajadores que se incorporen. 

RT, Johns Hopkins 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?