EEUU: 1000 años por poseer pornografía infantil, pero logra libertad condicional

EEUU: 1000 años por poseer pornografía infantil, pero logra libertad condicional

Fue declarado culpable de cargos de explotación de niños, manipulación de pruebas e invasión de la intimidad en diciembre del 2012.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Un empresario de Georgia, que fue condenado en el 2013 a 1.000 años de prisión por posesión de pornografía infantil, fue puesto en libertad condicional después de pasar 7 años en la cárcel, informa Atlanta Journal Constitution.

Peter Mallory, de 72 años, tendrá la oportunidad de pasar el resto de su sentencia en libertad condicional, después de ser liberado el pasado 27 de mayo por la Junta Estatal de Indultos y Libertad Condicional, a pesar de la objeción del fiscal del Distrito, Herb Cranford.

De acuerdo con las leyes estatales, la elegibilidad para la libertad condicional es de 7 años para sentencias consecutivas que sumen 21 años o más. Los funcionarios dijeron que cumplió más allá de la fecha de elegibilidad estatutaria, completando 7 años y 5 meses.

Condiciones

El hombre deberá registrarse como delincuente sexual y se le revocará la libertad condicional si viola la ley o las condiciones de su liberación. Actualmente, está desterrado del condado de Troup, donde vivía antes, y permanece bajo monitoreo electrónico y tiene prohibido contactar con alguna de sus víctimas. 

Condena

Mallory, expropietario del canal de televisión LaGrange WCAG-TV, fue detenido en el 2011 y declarado culpable de 60 cargos de explotación de niños, manipulación de pruebas y tres cargos de invasión de la intimidad en diciembre del 2012, después de que los agentes descubrieran 26.000 archivos electrónicos que contenían pornografía infantil. 

"Las pruebas demostraron que Mallory, a sabiendas e intencionalmente, buscó, reunió, descargó y guardó estas imágenes y videos de niños violados, torturados y explotados sexualmente", afirmó Cranford en un comunicado.

Además, Mallory instaló en su oficina unas cámaras ocultas con las que grababa a jóvenes empleadas bajo sus escritorios. 

Al dictar sentencia, el juez Dennis Blackmon calificó a Mallory como "probablemente el coleccionista de pornografía infantil más prolífico en todo el mundo". 

RT

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?