El paraíso de Sudamérica que ya no tiene casos de coronavirus

El paraíso de Sudamérica que ya no tiene casos de coronavirus

El paradisíaco archipiélago de Fernando de Noronha, ubicado sobre el Atlántico Norte al noreste de Brasil, anunció hoy que logró reducir a cero los contagios por el nuevo coronavirus, por lo que comenzó este lunes a flexibilizar las medidas de aislamiento para el retorno gradual de su economía.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El paradisíaco archipiélago de Fernando de Noronha, ubicado sobre el Atlántico Norte al noreste de Brasil, anunció hoy que logró reducir a cero los contagios por el nuevo coronavirus, por lo que comenzó este lunes a flexibilizar las medidas de aislamiento para el retorno gradual de su reapertura económica.

Las alertas se encendieron en esas islas cuando 30 personas de los poco más de 3.000 habitantes dieron positivo en las pruebas para detectar la COVID-19, convirtiéndose así en uno de los primeros lugares de Brasil en decretar medidas rígidas de aislamiento social e interrupción de algunas actividades.

En su más reciente boletín epidemiológico, divulgado el domingo por el gobierno local, que por jurisdicción pertenece al estado de Pernambuco (noreste), el archipiélago reportó que los 21 casos que estaban bajo sospecha fueron descartados. "Conseguimos reducir a cero los contagios porque hicimos test en masa, que no fueron hechos en el resto del país, y también un trabajo fuerte para concienciar a las personas que se queden en casa, para que el aislamiento social fuese aplicado", señaló el administrador territorial del archipiélago, Guilherme Rocha.

"Ese trabajo, de realizar pruebas en masa y respetar el aislamiento, fue el que nos permitió controlar la COVID-19 en las islas", agregó en comunicación con la agencia de noticias Efe.

Solo dos personas, una mujer de 56 años y un hombre de 50, permanecen en estado de cuarentena, aunque sin síntomas, después de dar positivo en una realización masiva de pruebas a 900 personas (casi un tercio de la población). Las 18 personas que mantuvieron contacto con los dos últimos pacientes positivos y otras tres que estaban con síntomas sospechosos fueron sometidas a exámenes clínicos, los cuales descartaron la presencia del nuevo coronavirus.

Desde el último 25 de mayo, las playas de Fernando de Noronha fueron liberadas para bañistas locales, con un máximo de 5 personas por grupo y una distancia de 1,5 metros entre cada uno de ellos. Además las actividades físicas y náuticas individuales y la práctica de deportes sin contacto físico, con grupos de máximo cuatro personas, también son permitidas en las islas.

A partir de este lunes, Fernando de Noronha comenzará el retorno gradual de otras actividades, como determinó el Gobierno de Pernambuco para flexibilizar las medidas adoptadas para contener el avance del coronavirus, pero la reapertura para el sector turístico, la principal fuente de ingresos en las islas, no está definida. Así, el aeropuerto continuará cerrado, por lo que un vuelo que se tenía programado para el último sábado, de la aerolínea Azul, fue suspendido.

Hasta el momento solo algunos vuelos de carácter oficial con víveres e insumos, con personal sanitario y para la recolecta de las muestras de las pruebas, que son analizadas luego en laboratorios de Recife, la capital regional, han sido permitidos en el archipiélago.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?