Atroz posibilidad: ¿El sospechoso tenía a Madeleine McCann escondida en su sótano?

Atroz posibilidad: ¿El sospechoso tenía a Madeleine McCann escondida en su sótano?

El hombre reveló que el acusado también se burló de la Policía alemana cuando lo citó para interrogarlo.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Un hombre que trabó amistad con Christian Brueckner, el pedófilo detenido en Alemania sospechoso de haber raptado a Madeleine McCann en 2007, ha contado detalles a Daily Mirror sobre cómo bromeaba cuando comenzó a ser investigado por la Policía.

Según explicó, cuando recibió una citación la agitó frente a sus amigos como si estuviera orgulloso de ello. "Se rió y dijo que era una citación. Sentí como si fuese un pequeño trofeo para él", comentó.

Además, señaló que "después de un par de semanas" comenzaron a bromear y a decirle que la niña estaba "en el sótano". "Vamos Christian, saca a Maddie del sótano", le decían, ante lo que Brueckner solamente se reía y pedía que lo dejaran en paz. En ese momento, el ahora detenido tenía dos casas en Braunschewig, cerca de la ciudad alemana de Hanover, una de las cuales tenía un sótano improvisado.

Christian Brueckner, el sospechoso del caso Madeleine McCann.

El hombre, que no ha querido identificarse, también contó que Brueckner decía que recibió la citación y comenzó a ser investigado solo porque estuvo viviendo en Portugal, en una furgoneta, en la zona y en el momento en que desapareció la niña británica. 

"Siguió hablando de ello y agitando el papel diciendo: 'No tengo nada que ver con esto, están tratando de atraparme'. Era como si hubiese ensayado lo que estaba diciendo", continuó, agregando que Brueckner contó que se presentó y le dijo a la policía que "no tenía nada que ver" con lo sucedido.

Esta explicación le generó dudas, por lo que recordó que en ese momento le preguntó por qué había dicho eso si era "solo un testigo" y el acusado respondió: "¡Vamos a hacer una fiesta!". "Me hicieron un montón de preguntas y las respondí. No tienen nada contra mí. No pueden atraparme", siguió.

En cuanto a la actuación de la Policía alemana, manifestó que ahora parece que no se tomaron muy en serio la investigación al principio, ya que avisó a Brueckner de que estaba siendo investigado, por lo que al citarlo le dio la oportunidad de deshacerse de cualquier evidencia. "Ahora me siento mal del estómago cuando pienso en eso", expresó.

El proyecto para el sótano 

El hombre, que vio al acusado por última vez hace cuatro años, también recordó un diálogo que mantuvieron en el que el detenido le contó que quería colocar un vidrio en el sótano. "¿Para qué demonios? ¿Solo para mirar en un viejo sótano sucio? Ahora creo que tal vez quería construir un sótano como el tipo en Austria que mantuvo a su hija allí abajo", dijo, en referencia a Josef Fritzl, que encerró a su hija durante 24 años y a los siete hijos que tuvo con ella.

Por último, señaló que conocía que el involucrado en la causa de Maddie estaba involucrado en "actividades criminales" aunque no sabía nada sobre niños. 

RT

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?