Reino Unido se encamina a aprobar un ingreso básico universal de hasta u$s 6.400

Reino Unido se encamina a aprobar un ingreso básico universal de hasta u$s 6.400

Las grandes corporaciones tecnológicas apoyan la propuesta, que según sus autores, fomentaría la creación de un nuevo contrato social y ayudaría a recuperar la economía en la época poscoronavirus.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

La Real Sociedad de las Artes (RSA, por sus siglas en inglés), una antigua ONG británica, ha propuesto un plan para crear un nuevo contrato social. Según sus autores, las reformas son necesarias para hacer frente a los desafíos relacionados con la inseguridad económica actual, exacerbada por la pandemia del covid-19, y la transformación del mercado laboral debido a las nuevas tecnologías.

"Combatir la inseguridad económica es esencial para asegurar la recuperación del Reino Unido", afirmó Alan Lockey, jefe del Centro de Trabajo Futuro de la RSA (RSA Future Work Centre), el laboratorio de ideas que elaboró la propuesta, informa Bloomberg. "La discusión sobre cómo construimos un futuro mejor después de la pandemia debe comenzar ahora. Tenemos que ser atrevidos", agregó.

El proyecto, llamado 'Plan de acción para un buen trabajo' (A blueprint for good work), propone entre otras cosas la introducción del ingreso básico universal (IBU) a nivel nacional. Se estima que inicialmente este sería de 2.500 libras esterlinas (3.200 dólares) anuales, y que en un futuro llegaría a 5.000 (6.400 dólares).

La iniciativa, que cuenta con el apoyo de grandes empresarios tecnológicos como Mark Zuckerberg y Jack Dorsey, en primer lugar pretende ayudar a aquellos que trabajan en la llamada economía 'gig', la economía colaborativa o de pequeños encargos, que usan plataformas en línea, como es el caso de Uber. En este caso, el IBU debería permitir a esos trabajadores disfrutar de su pago por enfermedad, derecho a vacaciones y pensiones, igual que lo hacen los trabajadores contratados.

Los autores del proyecto creen que las medidas llevarían a "un capitalismo más flexible y dinámico". Según ellos, un modelo económico "más 'corporativista' basado en una relación más fuerte entre trabajadores, sindicatos y empleadores puede llevar a un contrato social que sea más resistente y donde las empresas se enfrenten a menos burocracia regulatoria".

Se prevé que el nuevo sistema reemplace por completo al actual llamado Crédito Universal (Universal Credit), que garantiza una amplia gama de subsidios, prestaciones y ayudas sociales proporcionadas por el Gobierno con el fin de apoyar a los que no tienen trabajo o cuyos ingresos son muy bajos.

Al mismo tiempo, se precisa que la medida no afectará a otros beneficios tales como el subsidio por discapacidad o incapacidad, subvenciones para vivienda o cuidado de niños, que deberían ser preservados. 

RT

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?