Lujoso restaurante usará maniquíes para simular clientela

Lujoso restaurante usará maniquíes para simular clientela

El dueño de un lujoso restaurante con tres estrellas Michelin en Estados Unidos se niega a aceptar la merma de comensales una vez que reabra sus puertas, por lo que ideó una curiosa estrategia para llenar el inevitable vacío.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

La inesperada crisis económica por la pandemia de coronavirus es asimilada en formas diferentes e insólitas por cada persona. El dueño de un lujoso restaurante con tres estrellas Michelin en Estados Unidos se niega a aceptar la merma de comensales una vez que reabra sus puertas, por lo que ideó una curiosa estrategia para llenar el inevitable vacío.

En el Inn at Little Washington, ubicado en el estado de Virginia, el chef Patrick O'Connell acomodará a elegantes maniquís en las mesas sin clientes, cuando pueda volver a abrir, previsiblemente a finales de este mes.

Según informaban este jueves medios locales, el propietario de este local con tres estrellas Michelin situado en el pequeño pueblo de Washington, no le convencía la idea de tener la mitad de las mesas vacías durante la primera fase del desconfinamiento en ese estado, por lo que recurrió a un teatro para conseguir los maniquís vestidos con ropa al estilo de la década de 1940.

La esperanza es que estas elegantes figuras de plástico llenen el vacío dejado en algunas mesas por los clientes de carne y hueso, y ayuden a los comensales a sentirse más cómodos durante su visita al restaurante. Para conseguir un mayor realismo, O'Connell incluso ha ordenado a los camareros que traten a los maniquís como a cualquier otro cliente y llenen con vino sus copas y les pregunten con asiduidad cómo está yendo la velada.

Aunque parezca una locura, este chef espera que la idea no sea el único atractivo durante la reapertura, pues, según expresó a medios locales, la pequeña localidad donde se encuentra este restaurante, que tiene una población de unos 135 habitantes, no ha reportado ningún caso de COVID-19 hasta la fecha.

En su opinión, esto puede suponer un gran atractivo para atraer a clientes de poblaciones cercanas, ya que la situación no es tan buena en otras muchas partes de EE.UU., donde hay casi 1,4 millones de casos y al menos 84.000 muertes, de acuerdo al recuento de la Universidad Johns Hopkins.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?