Morales, Castro y Chávez: Maradona y su relación con los presidentes latinoamericanos

Morales, Castro y Chávez: Maradona y su relación con los presidentes latinoamericanos

Diego Maradona apoyó a los líderes de izquierda y tuvo una gran amistad con Fidel Castro, Hugo Chávez y Evo Morales.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Diego Maradona no solo fue astro del fútbol sino que fue reconocido por su relación con los presidentes de la izquierda latinoamericana como Evo Morales de Bolivia, Hugo Chávez y Nicolás Maduro de Venezuela y Fidel Castro en Cuba.

Siempre dejó en claro sus ideas públicamente y no tuvo miedo de expresar sus opiniones políticas. Aunque no solo demostró sus sentimientos populistas, sino también expresó un gran cariño por otros partidos políticos.

Los pocos políticos con los que que demostró rechazó fueron Mauricio Macri y Eduardo Duhalde, a quien responsabilizó por la detención de su amigo y representante, Guillermo Coppola a fines de 1998. "Me da asco", dijo en una entrevista a la revista La Garganta Poderosa.

Maradona y Raúl Alfonsín

Diego Maradona fue la estrella de la Copa del Mundo de México '86, cuando Argentina salió campeón. Inolvidable su gambeta y su gol a los ingleses, recordado históricamente como "La Mano de Dios".  

En el balcón de la Casa Rosada, la leyenda del fútbol festejó el campeonato junto al entonces presidente Raúl Alfonsín, referente de la Unión Cívica Radical (UCR). "Cuando [Alfonsín] asumió la presidencia yo estaba en Barcelona y era muy importante la vuelta de la democracia a nuestro país. Cuando recibí la noticia de su muerte me impactó ", recordó en su momento.

Maradona y Fidel Castro

La relación entre Diego Maradona y Fidel Castro comenzó en el año 1987, meses después de haberse consagrado campeón del mundo. En una visita a Cuba, se llevó la gran simpatía del líder cubano además de una gorra verde autografiada.

La relación entre ambos se convirtió en una fuerte amistad en el año 2000, cuando Maradona su mudó a Cuba para internarse en rehabilitación y recuperarse de su adicción a las drogas. Castro lo llamaba casi todas las mañanas para hablar de política y deporte: ambos eran de izquierda, referentes populares y compartían las mismas ideas políticas.

El exfutoblista llegó a referirse sobre Castro como "su segundo padre" y tenía tatuada su cara en la pierna. "Fidel me aconsejó, me abrió las puertas de Cuba cuando en Argentina había clínicas que me las cerraban porque no querían la muerte de Maradona. Y Fidel me las abrió de corazón", dijo.

Por su parte, Castro en una ocasión aseguró: "Diego es un gran amigo y muy noble también. No hay duda de que es un atleta maravilloso y mantiene una amistad con Cuba sin ninguna ganancia material para él". 

Fidel Castro murió falleció el 25 de noviembre de 2016, mismo día que dejó el mundo Diego Maradona.

Maradona, Hugo Chávez y Nicolás Maduro

Otro de los amigos del ex DT de la Selección Argentina fue el expresidente de Venezuela Hugo Chávez, a quien calificó como uno "de los más grandes" de Latinoamérica.

En 2013, cuando el chavista falleció dijo: "Lo que me dejó Hugo fue una gran amistad, una sabiduría política increíble. Hugo Chávez ha cambiado la forma de pensar del latinoamericano, nosotros estábamos entregados a Estados Unidos y él nos metió en la cabeza que podíamos caminar solos". 

La amistad con Chávez lo llevó a forjar un vínculo muy fuerte con Nicolás Maduro, con quien se lo vio en reiteradas oportunidades y apoyó políticamente. En efecto, el líder de Venezuela le ofreció muchas veces ser el director técnico de la Selección de Venezuela. 

"Somos chavistas hasta la muerte. Y cuando Maduro ordene, estoy vestido de soldado para una Venezuela libre, para pelear contra el imperialismo y los que se quieren apoderar de nuestras banderas, que es lo más sagrado que tenemos. Viva Chávez. Viva Maduro. Viva la revolución. Vivan los venezolanos de pura cepa, no los venezolanos interesados e involucrados con la derecha", expresó.

Maradona y Evo Morales

Diego Maradona expresó su amistad con el expresidente de Bolivia desde hace muchos años y lo volvió a reiterar el año pasado, cuando Morales tuvo que renunciar a su cargo por acusaciones de fraude en los comicios.

“Lamento el golpe de Estado orquestado en Bolivia. Sobre todo por el pueblo boliviano, y por Evo Morales, una buena persona que trabajó siempre por los más humildes”, afirmó.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?