A días de las elecciones, el covid vuelve a batir récords en Estados Unidos

A días de las elecciones, el covid vuelve a batir récords en Estados Unidos

Pese a los datos negativos debido al incremento significativo de contagios, el gobierno de Donal Trump sorprendió al afirmar que ese país no va a controlar la pandemia y que la prioridad será buscar "factores de mitigación" como tratamientos o vacunas.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Los números del covid en Estados Unidos se han disparado, pero esto no frena la puja electoral entre Trump y Biden, a días de las elecciones presidenciales en ese país. La semana pasada registró una media de más de 68.700 casos diarios de coronavirus, la mayor de toda la pandemia. 

En tanto que la sureña ciudad texana de El Paso decretó una cuarentena casi total, con toque de queda incluido, después de que sus hospitales llegaran al máximo de su capacidad con números récord de contagios.

Enfrentado a un situación sanitaria cada vez más deteriorada, Mark Meadows, el jefe de gabinete del presidente Donald Trump hizo anoche la impactante admisión: a días de las elecciones generales, Estados Unidos "no va a controlar la pandemia", y que su prioridad será ahora buscar "factores de mitigación" como tratamientos o vacunas.

La reacción de parte de Joe Biden, el rival demócrata de Trump en las elecciones del 3 de noviembre, no se hizo esperar y aprovechó el comentario de Meadows para criticar una vez más al Gobierno por su manejo de la crisis.

"Fue una constatación honesta de la estrategia del presidente Trump desde el comienzo de la crisis: agitar la bandera blanca de la derrota y esperar que, si se lo ignora, el virus se irá. No lo ha hecho y no lo hará", señaló Biden en un comunicado.

También se mostró muy crítico el senador independiente prodemócrata Angus King, quien recordó que Trump dijo este año que Estados Unidos estaba "en guerra con el coronavirus" y que él era un "presidente de guerra".

En fase de crisis

Las restricciones en ciudad de Texas, las más severas en vigor en todo Estados Unidos, empezaron a regir anoche con un toque de queda entre las 22 y las 5 poco después de ser anunciadas  por el juez Ricardo Samaniego, la máxima autoridad electa del condado texano del El Paso.

"Estamos en fase de crisis", admitió Samaniego, quien agregó que ya no quedaba ninguna cama libre en los hospitales del condado, ni el los pabellones comunes ni en las unidades de terapia intensiva.

Los casi 700.000 residentes de El Paso no podrán salir de sus casas durante el día salvo para hacer compras esenciales o para acceder a servicios esenciales, y sólo podrá hacerlo una persona por familia.

El juez, que es votado en elecciones, dijo que habrá multas de hasta 500 dólares para quienes incumplan las nuevas reglas.

Hoy, autoridades de salud informaron de un nuevo récord de 1.559 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas en la ciudad de mayoría latina fronteriza con México. El récord previo era del día anterior, con 1.216 infecciones.

La ciudad acumula ya 40.887 casos, la mitad de ellos detectados desde el 30 de agosto, y 576 muertes por el virus.


Los días con más casos fueron el viernes y el sábado pasados, con más de 83.000, un récord absoluto desde el inicio del brote nacional.

Los casos registrados ayer fueron menos, 60.789, pero se trata de la mayor cifra para un domingo -cuando suelen hacerse menos test- desde el 22 de julio, en pleno segundo pico de infecciones.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?