Las graves consecuencias del bloqueo de Moyano a Walmart

Las graves consecuencias del bloqueo de Moyano a Walmart

WalMart está sufriendo un fuerte bloqueo por parte del Sindicato de Camioneros, comandando por HUgo Moyano, por no querer cumplir una exigencia que es ilegal. Una decisión que no sólo perjudica a la firma sino a todo el país. Analizamos las consecuencias con el economista Carlos Burgueño.

MDZ Radio

MDZ Radio

Junto al economista Carlos Burgueños analizamos la insólita exigencia que el Sindicato de Camioneros, a cargo de Hugo Moyano, le hace al grupo empresario argentino de Francisco De Narváez, flamantes propietarios de WalMart en nuestro país. La petición es insólita e ilegal, según nuestro especialista.

En primer lugar, el columnista recordó que los estadounidenses a cargo de WalMart decidieron dejar de operar en Argentina y le vendieron al grupo de De Narváez su operatoria de supermercados. "De Narváez pagó realmente barato y ahora empezamos a entender por qué. Los de WalMart huyeron", comentó Burgueño.

El conflicto actual se desató porque Hugo Moyano quiere que el grupo de De Narváez despida a todo el personal, los indemnice, los vuelva a contratar y les respete la antigüedad. Algo que el economista calificó como "una locura". "¿Entendemos que es algo ilegal? porque a veces en este país no podemo diferenciar lo que está bien de lo que está mal", mencionó el economista y completó: "Yo puedo entender que se reclame echar a todos, pagar la indemnización que corresponde y volver a tomar. Pero no otra vez con la misma antigüedad, eso es lo que no tiene ningún sentido".

Burgueño continuó detallando que cuando un empresario compra una corporación a través de auditorías privadas hacen lo que en el ambiente empresarial se conoce como "due diligence". Éstas determinan cuánto dinero se debe respetar de masa salarial y cuánto si quiere despedir a todos los empleados. A partir de lo cual el empresario toma una decisión.

Francisco De Narváez, líder del holding que adquirió WalMart. 

A través de la due diligence, De Narváez supo que "si quiere mantener la masa salarial debe pagar 100 pesos mensuales, por ejemplo, y si quiere despedir a todos son 1000 pesos. Ahí el empresario tomó una decisión, que es mantener el flujo de 100 pesos. Pero ahora viene Moyano y le dice 'no, dame los mil', a lo que De Narváez le responde: 'No los tengo, y si los tengo no los quiero poner', entonces Moyano contraataca y le hace un bloqueo", explicó llanamente Burgueño.

WalMart, que es una empresa que ya tenía serias dificultades económicas al momento de la venta, anunció ayer que están camino al desabastecimiento de algunos productos e incluso está a riesgo toda la operatoria a partir de esta decisión. "Nosotros nos pusimos contentos cuando dimos la noticia de que un empresario argentino que se la juega, y ahora pasa eso. En algún momento tenemos que pensar como país si queremos que vengan las inversiones o no. Porque así se las ahuyenta completamente", reflexionó el economista.

Finalmente le preguntamos a Burgueño si Moyano obtendría algún beneficio particular de todo esto que justifique la acción, y respondió: "Por cada peso de más que cobren los afiliados hay más dinero para el gremio, que se lleva un porcentaje. Pero yo no me detendría en qué obtiene o no Moyano, da lo mismo. El punto es que es ilegal lo que está pidiendo. De Narváez respetó todas las condiciones laborales de los empleados: antigüedad, sueldo, toda la estabilidad que le obliga a De Narváez el deber, no les está regalando nada, pero este pedido es insólito".


 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?