Los mendocinos de Gauchito Club llevan sus universos rurales y urbanos a Buenos Aires

El septeto llevará las canciones de su primer disco de estudio "Guandanara" a Buenos Aires y La Plata este viernes y sábado respectivamente.

Telam

.

El septeto mendocino Gauchito Club llevará las canciones de su primer disco de estudio "Guandanara", en el que mezclan el universo de lo autóctono y rural con el mundo urbano, a Buenos Aires y La Plata el próximo viernes y sábado respectivamente.

El viernes 3 la cita será a las 21 en Niceto Club (Niceto Vega 551) barrio porteño de Palermo; el sábado 4, a las 22, en el Centro Cultural Lucamba (Calle 117 1699) de La Plata; y el martes 25 celebrarán el aniversario del disco en la sala mendocina N8 Estudio.

El germen de Gauachito Club empezó a asomar cuando Gabriel Nazar compartió sus ideas con su hermano Sasha Nazar, luego escribieron juntos para ver hacia donde apuntaban, plantearon premisas y objetivos para "tener -asegura Sasha en diálogo con Télam- las respuestas antes que las preguntas".

El quinteto comandado por los hermanos Nazar desde 2015 se completa con Julián Bermejo (guitarra), Toby Deltín (bajo), Nahuel Quimey Chandía (percusión y coros), Alito Rezk (saxofón) y Manuel Nazar (batería).

.

La agrupación se propone ser observadores de la vida y no cantar "como hacen en el hip hop o el rap porque te dicen cómo debés hacer tu vida", manifiesta Sasha y agrega: "Nosotros cantamos lo que vemos como lo vemos". Sus canciones nacen a partir de esa premisa y de hacer música con movimiento y letra directa.

Así entonan, por ejemplo, "represento al equipo de lo drástico. En el mundo enfermo por lo plástico", en "El visto", que fue el primer tema de Gauchito Club, que moldeó su formación.

"Esa canción nos dio el puntapié inicial y definió el camino de los otros temas. Es un himno porque representa la esencia de Gauchito, es urbano, se anticipa, tiene funky y cumbia", describe Sasha.

- ¿Cómo es Gauchito?

- Es el argentino de hoy en día, que es contradictorio pero que se hace cargo de eso. Vemos un montón de programas yanquis y nuestra raíz también está hecha de eso, no es que somos argentinos y solo escuchamos folclore... Pero siempre nos metieron eso en la cabeza.

- Dijiste que la idea principal era más simple, ¿cómo imaginaban Gauchito al principio?

- Íbamos a ser solo nosotros dos. Queríamos que sea como un club itinerante y tenga lo criollo de un proyecto viajero, que alguien lo documente, pero fueron apareciendo los músicos de a poco y le dieron su mirada al proyecto. Ahora somos siete cabezas pensantes.

- ¿Cómo aparece “Guandanara”?

- La tapa es el frente de una verdulería. El nombre nos pareció muy frutal, con sentido rítmico. También es una parodia a la gente “tinelesca” pero sin ofender a ese personaje que no tiene nada que ver. El video del disco arranca con la tapa fija del negocio. Nos tomamos unos días para pintar las paredes y hacer el cartel que la chica de la verdulería se quedó. Ayudó a nivel marketing (risas). Respecto de las canciones, solemos crear personajes para cada canción, pero también tiene mucho de nosotros, es una especie de coraza para salirse de la realidad.

- ¿Cómo se dan las participaciones en el disco?

- Francisca Figueroa (Spaghetti Western), Simón Poxyrrán y Bruno Begueri (Perras on the beach), y La Skandalosa Tripulación son artistas que admiramos, son mendocinos y en el momento en que sacamos el disco la música mendocina era lo que más nos movía.

- ¿Cuando decís música mendocina a qué te referís?

- No sé si es por una cuestión geográfica, si es que somos montañeses, estructurados o conservadores... La música mendocina tiene mucha nostalgia, habla mucho de ese sentimiento y cosas cotidianas. A nivel estilístico las bandas se parecen, hay un hilo conductor desde la lírica y desde dónde se canta, pero en cuanto a lo sonoro son muy variadas.

- ¿Ustedes cantan desde ese lugar?

- Al principio la gente que nos escucha piensa que lo que hacemos es en joda porque tiene una cuota de humor y es bailable, pero después cuando se enroscan más en lo que dicen los temas se dan cuenta de que hay una responsabilidad del mensaje que no queda solo en eso. Es como un sin género; lo importante es la lírica y que llegue el mensaje, sin importar cómo. Dárgelos (Babasónicos) dijo una vez que el pop es un género que siempre trata de lo nuevo, no es como el jazz o el reggae, busca transmitir en lo urbano pero con formas nuevas, y nosotros tratamos de hacer eso.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?