Se viene la primavera

Viajamos hasta España a musicalizar la primavera

En pocos días llega la primavera y nuestro recomendador serial pensó en cuales serían Los Auténticos Decadentes de otro país. De ahí y a través de los recuerdos, aparecen Los Delinqüentes.

Diego Villanueva
Diego Villanueva sábado, 16 de septiembre de 2023 · 07:41 hs
Viajamos hasta España a musicalizar la primavera
Los Delinqüentes, la banda española para recibir la primavera Foto: DV

En la primavera de 1990, época explosiva de ¨Ritmo de la Noche¨, había una banda llamada The Sacados que estaba bastante relacionada al programa de Tinelli. Este trío compuesto por un flaco de ojos saltones y dos chicas, además del cover del programa, tenían un hit bastante feo, al menos para mí, que sonaba en todos lados. La letra arrancaba diciendo ¨Ya llegó la primavera, se acabaron los jerseys. Y las chicas se liberan del aprisionamiento del corsé¨ Aparte de su letra que hoy quizás sería cuestionada, esa canción medio house pop, me persiguió durante años en cada nueva primavera. Ni siquiera ¨Primavera 0¨que llegó al ratito me la pudo sacar de encima. El perfecto ejemplo de como a veces esos malos recuerdos perduran en la mente aunque uno no quiera.

¿Por qué a veces recordamos las cosas feas y no las lindas?

La memoria a veces es selectiva pero para lugares que no elegimos. Porque si la escucho me sé toda la letra de memoria. Cosa que no me pasa con canciones que con la edad aluciné y no puedo recordar la letra.

La banda de sonido de muchísima primaveras.

El virus primaveral me duró hasta el 2007, año en que me fui a vivir por un tiempo a Madrid por trabajo. Una gran época que recuerdo con cariño donde conocí esta gran ciudad y con ella gente española, divertida y hospitalaria que hoy guardo en mi corazón. Antes de volverme, tuve la suerte de poder tomarme unos buenos días para recorrer un poco de España, donde hice una pequeña gira por Valencia y me alojé unos días en lo de un amigo hermano en su pueblo de Meliana, y luego por Sevilla, Barcelona y Granada.

El grupo de amigos de trabajo me dejó además de inolvidables charlas, anécdotas y resacas, muchísima música española que no
conocía y que me hicieron descubrir. Es como que venga un español a trabajar acá y obviamente cada uno que le guste la música le va a quemar la gorra con sus artistas favoritos. A mi me pasó lo mismo allá. Salvo Sabina o Heroicos Sobrevivientes que ya conocía, me hicieron escuchar de todo: de Kiko Veneno a la deslumbrante Bebe, de Nacha Pop a Amaral (me sigue gustando también) o bandas más históricas y ochentosas como Radio Futuro o El Último de la Fila.

Amaral, una de las tantas bandas que me enseñaron en España.

De todo lo que sonó en esas oficinas durante un año, las que más me gustaron fueron la ya citada Bebe, acá bastante conocida primero gracias a la tele con su tema ¨Malo¨ y años más tarde sonó mucho su hermoso tema ¨Respirar¨; luego la banda Los Planetas (poco conocida acá, te pido que escuches ¨Un buen día¨ que es su hit y es un deleite de un ritmo y una letra que te lleva por todos los estados emocionales; y por último Los Delincuentes allá llamados Los Delinqüentes, una especie de Auténticos Decadentes de la zona de Jerez de la Frontera, precisamente de Cádiz.

Palmas, alegría y buenas canciones de Los Delinqüentes.

En esa época habían lanzado su último disco que sonaba bastante en la oficina y me enganché con dos canciones: una bien primaveral y alegre llamada ¨La primavera trompetera¨ que milagrosamente hoy me hizo reemplazar a la canción que me perseguía desde los años 90, y una segunda canción llamada ¨Después¨ con Bebe de invitada. Esta última me pegó realmente fuerte y hoy la recomiendo y se lo hago escuchar a cualquiera que necesite tomar una decisión, a alguno que se sienta mal y necesite un cambio.

A mi me sirvió para renunciar diez años después a un trabajo, a un amigo me juró que le sirvió para terminar de tomar la decisión de irse de Buenos Aires para irse a vivir al pueblo. Son esos temas que uno puede usar para empujarte a tomar esa decisión.

Parte de su letra dice así:

Después del humo negro
hay que ser valiente y despertar.
Y vivir, como vive la gente.
Hay que ser valiente, amigo.
Yo tengo que volar.
No, ya no puedo quedarme aquí.
Si tú quieres quédate tú, esta vida no es para mí.
Yo quiero vivir con amor,

con mi gente abajito del sol
con las olas y el amanecer
como un niño jugando otra vez, sin parar de correr
Estoy embrujado y ladro como un perro.
Yo me siento un animal, la oscuridad me puede y me lleva.
Si me aburro, miento; yo solito me abro las heridas.
Sin idea yo retengo, el destino de mi pobre vida.
Yo no quiero malos rencores,
solo busco todas las salidas.
Libertad que me espera' más allá del sur.
Te digo que no, yo no puedo quedarme aquí.
Si tú quieres quédate tú, esta vida no es para mí.
Yo quiero vivir con amor,
con mi gente abajito del sol
con las olas y el amanecer
como un niño jugando otra vez, sin parar de correr.

Leyenda

Si te gustó la letra te dejo un video para que veas cómo se transforma en canción y cómo la participación de Bebe es clave, de la
misma manera que lo hace Julieta Venegas o Natalia Lafourcade cada vez que aparecen de invitadas en alguna canción.
Lástima que había un video oficial de la canción que hoy ya no existe.

¡No te pierdas este video!

Una tercera canción de esta banda que podría estar en esas que me llevaría a una isla desierta estaba en su disco anterior. En la historia de Los Delinquentes que no te la voy a contar toda ahora, solo me parece clave que hay una muerte de uno de sus líderes y fundadores que formaron la banda: Migue Benítez, muerto de un paro cardíaco después de años yendo y viniendo con las malditas drogas. El tipo murió y la banda después de unos años sacó un nuevo disco en su honor, que es el disco que sonaba en la oficina.

Migue Benítez, fundador de la banda, hoy convertido en leyenda y murales.

Ahora, el disco anterior con Migue Benítez liderando, es la obra de arte de esta banda tan alegre pero con algunas letras profundas y alguno que otro tema más melancólico, de esos que te llegan y te atraviesan. Igual que varios de Jorge Serrano de los Deca.

El disco que me flipó de Los Delinquentes.

La canción que realmente me enamoró se llama ¨El aire de la calle¨ y marca la diferencia entre lo que componía Migue. La canción trata de un hombre bohemio, seguramente hable de él, toca la guitarra sin importarle la plata, con una frase que lo define como el gran poeta que era (Los pantalones sin bolsillos, pero los hilos no se amargan). Un artista que le gusta la noche y el amor de una mujer y que se siente libre y feliz, aunque no del todo por culpa del veneno negro, la heroína, la droga que estaba de moda en España en los años 80. Su lado B.

Voy a hacer el mismo ejercicio que con ¨Después¨. Lee la letra y luego escuchala.

Me levanto temprano y yo me pongo a trabajar.
Con mi guitarra en la mano y yo nunca paro de cantar.
A mí me llaman el descalzo porque en invierno uso chanclas.

Y yo lo hago pa' notarme en el fresquito de la mañana.
Todo día en la calle, ay, en la plazuela, tomando el aire.
Soy un bohemio de la vida que yo no tengo nada que ver.
Con los bigotes señoriales que se pasean, mira, por Jerez.
Yo ya no tengo obligaciones, yo ya no tengo más que ver.
Que los charquitos de la plaza cuando termina de llover.
Los días de colores, ay, ay en la plazuela fumando flores.
El aire de la calle a mí me huele a goma fresca.
Yo lo asumo, y me lo fumo y me escapo por la cuesta.
Te quiero, yo a ti te quiero, como las peras a los peros.
Yo te amo, yo a ti te amo, cuando te pierdo y cuando te gano.
Los pantalones sin bolsillos, pero los hilos no se amargan.
Te canto en la alameda del banco, te canto en la calle larga.
Lo mismo te canto un fandango que yo te canto por Triana.
Sólo quiero cuarenta pavos y dormirme en una cama.
No quiero amores, soy vagabundo y amante de la noche.
El aire de la calle a mí me huele a goma fresca.
Yo lo asumo, y me lo fumo y me escapo por la cuesta.
Qué pena, qué pena, que mi mechero no tiene piedra.
Quién pudiera, quién pudiera pintar olores en la arena.
Veneno negro tengo en la sangre.
En mis brazos tengo cinco tatuajes.
Pero yo nunca lloro porque vivo en carnavales.
Me pongo la careta y me lanzo a la calle.
Y me lanzo yo a la calle, y me lanzo a la calle.
Y me lanzo a la calle.

¡Otro video para deleitarse con esto genios!

 

Lo más loco de este tema es que cuando sonaba sin cesar en mi desaparecido ipod, al llegar a Meliana a visitar a mi amigo Fede, él ya conocía la banda y era fanático de este tema. Y hoy años después, ya ambos en Buenos Aires, cada tanto lo escuchamos o le pido que lo toque en la guitarra cuando estamos un poco pasados de alcohol y cantamos ante la mirada media perdida de nuestros amigos. Por eso así como nosotros tenemos a los Deca, los españoles tienen a esta linda banda. Hay una conexión entre ellos a tal punto que se hizo posible cuando grabaron ¨Demasiada presión¨ en un tributo a los Cadillacs. Mejor tema imposible (es la que dice ¨Noche de calor en la ciudadddd¨), así que no soy el único que los une, hubo un productor que también pensó en estas bandas que matchean en un sonido alegre, cada uno bien auténtico en su lugar de origen y con letras que hablan de la vida en general, de forma simple y para todo el mundo.

¡Como las buenas canciones populares y este video!

Por eso aunque el dólar esté por las nubes, te invito a viajar a España desde la música. Y la primavera es una buena estación para escuchar y descubrir A esta banda. Para irte de picnic bailando y haciendo palmas, haciéndote el que sabe aplaudir flamenco, como hacemos todos cuando escuchamos canciones como ¨Volaré¨. Y como dice mi amigo Fede que es tan argento como español, salud
que tengamos y dale click a la playlist que armé coño, que la vida son dos días y uno ya pasó.

Acá va a una playlist con algunos temas de esta banda y algunas que me quedaron de esa época primaveral en España.

Hasta la próxima.

*Diego Villanueva es autor de "Casi 30 artistas para antes de dormir".

Archivado en