Entrevistas MDZ

Valeria Mazza: "Mi deseo es ser una fuente de inspiración para los jóvenes"

Este domingo, en Paramount+, estrena "Un sueño dorado", la serie sobre la vida de Valeria Mazza en donde se puede ver la carrera de la modelo y su vida más íntima.

Gabriel Sotelo
Gabriel Sotelo jueves, 5 de octubre de 2023 · 17:25 hs
Valeria Mazza: "Mi deseo es ser una fuente de inspiración para los jóvenes"
La serie de Valeria Mazza estrenará este domingo en Paramount + Foto: Gentileza Paramount+

Según la RAE, la palabra "modelo" significa "arquetipo o punto de referencia para imitarlo o reproducirlo", pero también ser "modelo" es una "persona que se ocupa de exhibir diseños de moda". Valeria Mazza fue sin dudas una referente absoluta de ambas: exhibió los mejores diseños y prendas de las marcas más reconocidas a nivel mundial y fue un punto de referencia a imitar por muchas personas del mundo.

Hoy, con 51 años, Valeria Mazza estrenará su serie "Un sueño dorado" en donde narra, con impactantes imágenes de archivo, lo que fue su carrera en el mundo de la moda y cómo logró ser la primera supermodelo nacida en latinoamerica.

Esta serie documental, producida por Paramount+ que estrenará el próximo 8 de octubre a través del servicio de streaming premium, también muestra su faceta como madre y esposa. A lo largo de tres capítulos se pueden las distintas etapas en la vida laboral de Valeria Mazza, sus primeros pasos en Europa, su relación con su marido, Alejandro Gravier, la relación con sus cuatro hijos y cómo todo esto se relaciona con el mundo empresarial y de la moda.

 

MDZ dialogó mano a mano con Valeria Mazza indagando un poco más en su vida y profundizando en los distintos tópicos que se pueden ver en "Un sueño dorado".

- ¿Qué te genera ver la serie y recordar todo lo que hiciste?

-  Veo y digo "todo esto hice yo, todo esto me pasó a mí, todo esto he vivido". Entiendo que hay varias generaciones que obviamente conocen el nombre Valeria Mazza, pero no vivieron lo que fue la moda en ese momento o que nunca me habían visto desfilar. Entonces me encanta que hoy puedan conocerme mejor, que puedan vivir eso. Mi deseo es que ojalá sea también una fuente de inspiración para los jóvenes. Creo que está demostrado esto de tener sueños, de luchar para conseguirlos y de la construcción de una carrera.

- Eran otros tiempos, no había tanta tecnología, no había celulares, no había comunicación tan fluida de Europa a Argentina...

- Yo creo que para mí el primer gran paso fue venir a Buenos Aires desde Paraná (Entre Ríos). Todos los que somos del interior sabemos lo que es eso porque es como la primera vez que dejas tu casa, tu lugar y tus amigos para empezar de nuevo. Yo crecí toda la vida sabiendo que terminaba el cole y me iba, pero bueno, fue un gran crecimiento venir a Buenos Aires. Al año de estar acá, que ya había empezado en la moda, decidí irme a Milán (Italia) y tampoco era casa y estaba un poquito más lejos. El minuto de teléfono valía un poquito más caro y me costó.

Valeria Mazza fue una de las modelos más importantes del mundo.

- ¿Pensaste en volverte?

- No, volverme no, porque los primeros viajes fueron cortos, de tres meses. Sí me pasó en algún momento pensar "¿qué hago acá?" y no era que quería volverme, pero pensaba cómo hacer para conseguir lo que estaba buscando. Porque al principio es duro porque decís "bueno me fui a trabajar", pero en realidad lo que estás haciendo son castings, que los castings es ir a buscar trabajo, entonces vas a uno, vas a otro y es muy frustrante no quedar.

Pasó una semana, fuiste a diez castings y no quedaste en ninguno. Entonces ahí es donde está el problema y cuando tu herramienta de trabajo es tu cuerpo empiezan las dudas y te preguntas ¿tengo que estar más flaca, más gorda, más alta, más baja, más rubia, menos tetona?

Como los comentarios son tantos, a veces tan diferentes, entonces la confusión cada vez es más grande. Entonces puede ser muy angustiante. Ahí es muy importante tener tus valores, tener cerca gente que te quiere y que te puede aconsejar bien.

- Incluso no había redes sociales, quizás no había tantos haters directos... ¿Qué más sentís que ha cambiado de esos comienzos en el modelaje al mundo de hoy?

- Bueno, sí, el tema de los haters directos, como decís, es verdad. Yo creo que el mundo de la comunicación es lo que ha cambiado muchísimo, el mundo en general y obviamente el mundo de la moda también. Antes era un mundo mucho más elitista, más clasista, era todo para un determinado grupo de gente y los demás tenían que esperar meses hasta que la moda saliera. Hoy me parece que está un poco más democratizado. La moda existe, digamos, moda con tendencia, pero para distintos bolsillos, más accesible. Hoy en la moda se habla también de inclusión, de diversidad, de aceptación de diferentes cuerpos, que eso me parece un mensaje importante.

Si bien la moda es como ser un deportista o un bailarín, o sea, digamos, tu cuerpo es la herramienta de trabajo y por eso hago mucho hincapié en decir bueno, yo he tenido que esforzarme mucho y trabajar duro para entrar dentro de un vestido, pero el límite es la salud, no vale la pena enfermarse.

"Un sueño dorado" repasa la carrera de Valeria Mazza.

- Ahí en la serie hay una escena que me pareció muy simpática, que es cuando decís que con Alejandro hicieron un pacto: vos no actuas y él no se pone una agencia de modelos. ¿Te quedó pendiente ser actriz?

- La verdad es que a mí nunca me interesó ser actriz, pero obviamente me lo proponían así como me propusieron hacer televisión. La moda me abrió un montón de puertas y bueno, fui probando aquellas donde más me llamaban la atención o me divertía. Yo sentía que la gente tenía una imagen y entendía que era una modelo, entonces pasar a hacer televisión me daba la posiblidad que la gente me conozca realmente a mí, más allá de la imagen que tenía.

- En la serie también se ven escenas de tu casamiento... increíble. ¿Estuviste en alguna otra fiesta tan impactante?

- Bueno, pará, ¿qué tengo que decir? jaja porque en ese momento éramos nosotros los protagonistas. Pero sí, he ido a fiestas maravillosas, a lugares impresionantes, pero igual para mí era mi casamiento y la verdad es que nosotros no tuvimos ni wedding planner ni todas esas cosas que existen hoy en día. Lo organizó todo mi marido. Yo aporté, pero menos, pero él fue obsesivo en la organización y en todo y realmente estuvo fantástica. 

El casamiento de Valeria Mazza y Alejandro Gravier fue en el Hipódromo de Palermo.

 

Archivado en