Se puso serio: la dura visión de Guido Kaczka sobre la realidad argentina

Se puso serio: la dura visión de Guido Kaczka sobre la realidad argentina

El conductor de El Trece habló con frustración en Pasa Montagna acerca de la situación que atraviesa el país y reflexionó sobre su situación de privilegio.

MDZ Show

MDZ Show

Guido Kaczka tiene motivos de sobra para sentirse a gusto con la carrera que logró forjar en su país. A sus 44 años y con una presencia casi ininterrumpida en los medios desde sus comienzos, cuando era el más chiquito de la banda de amigos en Clave de Sol, Guido es una de las figuras más reconocidas de la TV.

Kaczka brilló al frente de Bienvenidos a bordo, lo hace ahora en Los 8 escalones del millón y su nombre es sinónimo de profesionalismo, carisma y simpatía en la conducción de ciclos de entretenimientos. Sin embargo, no todas son sonrisas y alegría para Guido que, a pesar de su éxito, es consciente del panorama crítico que atraviesa la Argentina.

"Todos tenemos un día en el que nos sentimos muy frustrados, muy impotentes. Hay otros días que pensamos que la cosa puede mejorar de algún modo. Yo tengo tendencia a pensar para adentro, qué cosa puedo hacer yo lo mejor posible”, dijo en una nota en Pasa Montagna, por Radio Rivadavia.

Guido señaló que, si bien se enoja con los políticos, su tendencia es a “mirar hacia adentro”. En este sentido, indicó que, para él, esta postura tiene que ver con “laburar, no quejarse, tratar de cumplir la función que uno tiene y no pelear, o enojarse”. “Porque, en definitiva, aquellos que tenemos cosas para valorar, tenemos que tener una buena actitud", rescató.

Y siguió: “Dicho esto, a veces me levanto y digo lo que deben decir muchos: ´Nunca vamos a salir adelante, nunca vamos a estar bien´. Y otras veces pienso mejor. Pero trato de ser cauto con la opinión, por el sentido de no enervar”.

“Ninguno tiene la solución. Cada uno tiene en este país la razón que perdió el otro. Acá vivimos así, yo con mi razón y el otro tiene la otra. Y la verdad es que es una obviedad que si no funcionamos como red, nunca vamos a salir", aseguró el conductor.

"Por eso, lo mejor es hacer la parte que uno le toca, lo mejor posible, con el mayor deber ser que uno sienta. Ahí está un poco el laburo que trato de hacer”, dijo, antes de hacer un breve balance de sus logros y su trayectoria en los medios de la cual, dijo, valora mucho.

"Estoy orgulloso, hice muchas cosas que no me hubiera imaginado, logré y aprendí muchas cosas que ni siquiera estaban en mi ambición y me sigue pasando. Estoy muy contento de hacer tanto tiempo lo que me gusta y seguir haciéndolo”, aclaró, consciente de su situación privilegiada. 

Y cerró: “Poder encontrar un laburo, en estos momentos que vivimos, ya es importante. Imaginate trabajar de lo que te gusta. Es mucho, es como para estar agradecido. Por eso le esquivo a la queja, ni siquiera por una cuestión moral, sino de inteligencia"

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?