Por qué se separaron Fede Bal y Barbie Vélez y cuál fue el escándalo colateral

Por qué se separaron Fede Bal y Barbie Vélez y cuál fue el escándalo colateral

El hijo de Carmen Barbieri y la hija de Nazarena Vélez culminaron una historia de amor de la peor manera.

MDZ Show

MDZ Show

Corría el 2015, Fede Bal y Barbie Vélez sintieron un flechazo, una conexión intangible que los estimuló a conocerse, a profundizar en un vínculo y construir una pareja. El amor había nacido entre los dos famosos, que rápidamente tomaron visibilidad pública como pareja.

Claro que ambos eran muy jóvenes y la relación se tiñó por cientos de factores, principalmente los ataques de celos recíprocos, con indirectas muy fuertes que se lanzaron en la televisión. Marcelo Tinelli detectó que había una posibilidad interesante y los contrató a los dos para el Bailando, pero por separado.

De ese modo, el noviazgo adquirió un tamiz casi de reality, porque todas las semanas se producían novedades al aire, con reclamos, con recriminaciones de ambos costados. Las evidencias de un vínculo peculiar, con tintes de toxicidad brotaron rápidamente. 

En abril de 2016 todo explotó por los aires, tras un año y unos meses de caminar juntos, Fede y Barbie se separaron, pero lejos de los buenos términos. Todo lo contrario. Así se abrió un debate público de los detalles de la intimidad de esa pareja, con comportamientos muy fuertes.

En primera instancia, Vélez acusó a Bal de engañarla, de descubrirle en su celular que mantenía un affaire, o coqueteo, con otras mujeres, entre las que se señaló a Laurita Fernández, que fue la compañera de baile del hijo de Carmen Barbieri. Pero eso no fue todo, por todo escaló hasta denuncias legales. 

La heredera de Nazarena aseguró que fue víctima de violencia de género, incluso deslizó que su exnovio la golpeó en algunas ocasiones, además de ejercer un maltrato psicológicos. En esos días álgido, Barbie contó:  “Tengo que hacer una restricción perimetral, no lo quiero ver más”.

En la vereda de enfrente, Bal perjuró que la historia era diametralmente opuesta y que recibió de Vélez diversos actos de violencia, tanto física con su humanidad, como destrozos de su departamento. Se habló de un intento de prender fuego la morada de Federico en Belgrano, así como de roturas de televisores y otros artefactos.

Ambos presentaron denuncias ante los tribunales, que luego de un tiempo de tratamiento se desestimaron: a Barbie por delitos de lesiones y de hurto, mientras que a Bal por delitos de lesiones dolosas. Todo un calvario, un tormento que bañó los medios de comunicación durante meses y que siempre quedó como un misterio por resolver.

En todo este entramado, también se suscitó una guerra declarada entre las madres, por eso Carmen Barbieri y Nazarena Vélez iniciaron un enfrentamiento feroz, con cada una defendiendo a sus hijos. A pesar de los años que transcurrieron, las dos actrices siempre se lanzaron indirectas filosas en la pantalla.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?