El drama que atraviesa Giselle Rímolo tras salir de prisión

El drama que atraviesa Giselle Rímolo tras salir de prisión

La falsa médica perdió todo sus bienes y sus deudas se agravan con el correr del tiempo. No tiene dónde dormir y está completamente en bancarrota.

MDZ Show

MDZ Show

Luego de 9 años en prisión, Giselle Rímolo recuperó la libertad en septiembre pasado. La falsa médica, quien cumplió una condena efectiva en el penal de Ezeiza tras ser condenada por homicidio culposo y ejercicio ilegal de la medicina, atraviesa un duro presente. 

Desde que recuperó la libertad, Rímolo comenzó a sufrir ataques de pánico, lo que la llevaron a tener que someterse a un tratamiento psiquiátrico. Pero eso no es todo, Según informaron en Es por ahí, la mediática perdió la casa que tenía en Don Torcuato. Además, sus deudas se acumulan a diario y no tiene dinero para hacerles frente.

"Ella era dueña de una casa enorme en Don Torcuato, pero la puso a nombre de su ex pareja, Juan Gaineddu. La propiedad está abandonada: hay ratas, cucarachas, las paredes están sin pintar y la pileta no tiene mantenimiento", detalló Guido Zaffora en dicho programa.

Por su parte, el panelista indicó que Rímolo tuvo que pedir ayuda a un amigo porque no tenía donde vivir. "Cuando salió de prisión, un amigo le pagó un hotel en Palermo. No tenía donde dormir", agregó.

Recordemos que la ex mujer de Silvio Soldán deberá cumplir una serie de requisitos que le impone la Justicia. Según precisaron fuentes del caso a Infobae, Rímolo no puede hablar públicamente de la causa ni siquiera referirse a ello en las redes sociales. Además, está obligada a seguir un tratamiento psiquiátrico. "En caso de no cumplir, regresa a la cárcel", informaron las fuentes.

Rímolo se hizo famosa de la mano de su ex pareja a finales de los años 90. Decía ser nutricionista y homeópata, luego se comprobó que no tenía título. En 2001, una cámara oculta realizada por el programa Telenoche dejó expuesta su mentira. Allí se la veía dentro de su clínica recetando medicamentos que había contrabandeado. 

La denuncia formal en la Justicia fue presentada por la familia de Lilian Díaz, que el 30 de junio de 2001 murió producto de la ingesta de una serie de medicamentos que Rímolo le recetó para, supuestamente, bajar de peso.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?