Entrevista

Santiago Motorizado, tan brillante como el oro en la oscuridad

El líder de El mató a un policía motorizado se encuentra en Mendoza realizando una serie de conciertos. En esta charla, el músico repasa su presente, la experiencia de componer la banda sonora de Okupas, su pasión por el cine clase B, el nuevo disco de El Mató y mucho más.

Gonzalo Arroyo
Gonzalo Arroyo viernes, 3 de septiembre de 2021 · 10:07 hs
Santiago Motorizado, tan brillante como el oro en la oscuridad
El líder de El mató a un policía motorizado dará una serie de conciertos este fin de semana en Mendoza.

En los últimos años, El mató a un policía motorizado se consolidó como una leyenda generacional y una de las últimas grandes bandas del rock argentino. Con más de 17 años de carrera, los liderados por Santiago Motorizado se curtieron a base de forjar su presencia escénica y sonora en el under nacional. Tras cinco discos, llegaría el quiebre en 2017 con el lanzamiento de La Síntesis O'konor, disco que los acercó a una nueva generación de escuchas, posicionándolos entre las bandas más destacadas de la nueva escena del país.

Santiago se encuentra en Mendoza. Este fin de semana tiene por delante varias presentaciones en distintas ciudades de la provincia. Ayer fue el turno de San Rafael y esta noche (con doble función) estará en el teatro Imperial de Maipú. Luego, vendrá Tunuyán y San Juan. En esta mini gira cuyana, el frontman de El mató estará presentando canciones de su repertorio como solista, además de algunas sorpresas.

- ¿Cómo es el show que estás presentando en esta gira por el interior del país?

- El show está apoyado en un repertorio diferente que son mis canciones en solitario que vengo tocando hace mucho. Al principio lo hacía en formato acústico, pero ahora es eléctrico y con banda. La mayoría son temas que formarán parte de mi primer disco como solista. Además, toco algunas canciones de El Mató. Son las únicas que interpreto a solas con la guitarra para darle otro tipo de clima.

- ¿Qué diferencia tus nuevas canciones de las que componés para El Mató?

- Trato con este proyecto de abarcar cosas que con El Mató no hacemos. Me saco las ganas de recorrer otro camino. Igualmente, cuando compongo, siempre estoy pensando en El Mató. Es decir, las mejores van para el repertorio de la banda. Pero hay una diferencia muy puntual en estas canciones en solitario: tienen un poquito más de humor. Siento que son más personales. Cuando escribo para El Mató intento de alguna manera representar a toda la banda. Aunque comienzo componiendo solo, lo hago pensando en el colectivo y termina siendo un trabajo colectivo. En cambio la composición para un proyecto solista es algo más directo y tiene que ver con algo personal.

El mató a un policía motorizado. 

...

El Mató supo capturar el presente, aferrándose a él, mezclando lo cotidiano con elementos del cine de superación de los ochentas y películas de terror de clase b. Letras simples pero super poderosas. Guitarras afiladas y canciones de una ternura sin igual que se sumergen en el amor (y el desamor) desde un lugar completamente ajeno a lo que venía sucediendo en el rock: los protagonistas son antihéroes, perdedores e incomprendidos. Es decir, mucho de lo que pasa en la vida real.

- En tus canciones hay una constante muy interesante que es la forma tan especial en la que abordas el amor y el desamor. Tus personajes son reales, algo muy diferente de la concepción clásica del rock.

- Nunca nos sentimos identificados con ese lugar del divo del rock, el lado ganador. Ahora me pasa que con el tiempo no lo veo como inspiración para buscar lo contrario. De chico me pasaba de no sentirme identificado con cierto rock, pero sí con otro que era más romántico, más tierno, sin dejar de lado esa cosa media sucia y rasposa. Un claro ejemplo fueron los Ramones. Son super tiernos y a la vez son la banda más icónica de la historia del punk. Creo que tiene que ver con ese linaje. Me sentía muy identificado con Joey Ramones, ese líder antihéroe total que era feo y hablaba de sus fracasos. Eso me interpelaba de chico. Después, con los años, pos noventa y pos Nirvana, la cosa se fue abriendo más para ese lado con el surgimiento de la cultura independiente del rock y se empezó a hablar de otras cosas. La idea es recorrer estos caminos y mezclarlo con lo cotidiano, con lo personal.

- Juntos con Los Brujos, que fueron los pioneros, ustedes son de las únicas bandas que siguieron con la tradición de incorporar en sus letras temáticas de ciencia ficción, terror, cine de acción y de clase B.

- En el disco Día de los muertos hacemos mucho hincapié directamente en eso. Nos copamos con esa estética del cine de terror. Es un disco muy visual. Con Mad Max representando cabalmente lo que queríamos mostrar en relación al cine independiente de bajo presupuesto que tanto nos gusta. Fue algo que nos acompañó mucho. En cambio, al principio hacíamos más pie en el cine de acción mainstream, pero que también era subvalorado como el cine clase B. Películas como Duro de matar y todos esos elementos que tienen las películas protagonizadas por héroes de acción (explosiones, motos volando, tiros) eran cosas que queríamos rescatar. La idea era mover esos conceptos de su lugar para darle un giro estético y de mensaje.

...

En las letras de Santiago podemos encontrar un intento de eternizar la juventud. Las imágenes que se describen nos remontan a esa etapa de adolescencia eterna. No por nada el director Bruno Stagnaro le pidió varias de sus canciones para el relanzamiento de la serie Okupas. Es que El Mató genera eso: ser la banda sonora de varias generaciones. Y esto es lo que hace aún más valiosa su propuesta. Esa capacidad de saber describir los cambios, interpelando a los ahora "nuevos" jóvenes sin cortar el vínculo con aquellos "viejos" de la primera ola.

- Para muchos El Mató es una banda nueva, aunque tienen más de cinco discos y 17 años de carrera. La llegada en 2017 de La Síntesis O'konor fue un momento de transición radical para la banda. ¿Cómo tomaron ustedes ese cambio?

- Yo no reniego de que desconozcan nuestro pasado. Cada uno conecta con una banda o con las canciones cuando y como sea. Incluso me divierte un poco eso de "ser nuevo", porque yo se que soy viejo cuando me miro al espejo todos los días. Está bueno que para una generación seamos una banda nueva. Y también me gusta que pase todo esto con nuestro último disco. Que lo último sea celebrado. Todo este recorrido que hicimos en estos años, con diferentes canciones y estéticas, fue generando en diversas personas algún tipo de conexión. Tampoco pretendo que gusten de todo lo que hicimos. Eso también nos motiva a continuar.

- ¿Cómo fue la convocatoria para participar en la composición de la banda sonora del reestreno de la serie Okupas?

- Me puso muy contento. Me alegró saber que a Bruno Stagnaro, director de Okupas, le gustaba El Mató. Primero vino a proponerme usar algunas canciones de la banda para la serie. En esa reunión me contó que tenía que hacer como 40 reemplazos más de canciones. Entonces le propuse componer todo lo que faltaba. La idea fue moverme un poco del registro de El Mató para abarcar otras sonoridades. Hice en total más de 50 composiciones exclusivas para la banda sonora de la serie. Un gran laburo, ya que se necesitaban varios registros. Compuse desde música ambiental, rock, cumbia, zamba, chamamé, chacarera, salsa, vals tango y hasta música electrónica. La verdad que lo disfruté mucho.

- Hoy salió "Unas vacaciones raras", el nuevo disco de El Mató que compila esas canciones que reversionaron para la serie. Contame sobre este proyecto y cuáles son tus expectativas.

- Dentro de lo que fue la música para Okupas están las canciones que Bruno pidió de El Mató. Esos temas fueron reversionados respetando su esencia original. Además, hay una canción completamente nueva llamada "La otra ciudad", que compusimos exclusivamente para la serie y que fue estrenada el viernes pasado. Ahora lanzamos "Unas vacaciones raras", el álbum que compila todas las canciones de El Mató que se usaron para la serie. Espero que el nuevo público que nos conoció con La Síntesis O'konor descubra en estas canciones viejas algo diferente, una nueva faceta de la banda.

Portada del disco "Unas vacaciones raras".

- En julio de este año fuiste convocado por Palo Pandolfo para participar de "Tu amor", la canción que formaría parte de su nuevo disco. Dos semanas más tarde nos enteramos de la triste noticia de su muerte. ¿Qué significó para vos trabajar con él?

- A mí me cuesta aceptar la muerte en general y la de Palo me costó mucho. Lo había visto por última vez en una sesión de fotos que hicimos un par de días antes de su muerte. Lo vi muy bien, con mucha energía, muy sano, lleno de vida. Fue muy difícil.

Cuando murió mi mamá, ella estuvo enferma durante mucho tiempo, de alguna forma me fui preparando, aunque uno nunca termina de estar preparado para la muerte, pero uno como que se va anticipando. Lo de Palo me pegó muy fuerte. Me costó aceptarlo en su momento. Me acuerdo de escribirle rápidamente cuando vi las primeras cosas que aparecieron en Twitter para que me confirmara que era una falsa noticia. Agradezco que me haya invitado a compartir un momento musical con él. Palo es un grande de la música argentina, un tipo muy querido por todos. Te queda esa sensación amarga, pero hay que pensar en sus canciones y aceptar que todos estamos brevemente de paso. 

Palo Pandolfo junto a Santi Motorizado. (S Music/ Germán Alperpwicz)

Ficha: 

Santiago Motorizado en Mendoza

Teatro Imperial Maipú.

Primera función 19 hs.

Segunda función 21 hs. (Agotada)

Tickets por Showstarter

Archivado en