Benjamín Amadeo, iluminando canciones para quedarse con su brillo

Benjamín Amadeo, iluminando canciones para quedarse con su brillo

El músico y actor acaba de lanzar "Quiromancia", su segundo trabajo de estudio. Un disco que logró representar cabalmente el momento personal que transita el artista. Previo a su presentación en Mendoza, nos cuenta sobre sus inicios, influencias, el futuro, la pandemia y las incertidumbres.

Gonzalo Arroyo

Gonzalo Arroyo

Benjamín Amadeo es un artista multifacético. Conocido inicialmente por su participación en tiras televisivas de gran éxito como Casi Ángeles, también ha protagonizado importantes películas, como la reciente producción nacional de Netflix Historia de familia. Pero además de su faceta como actor, su figura como músico, cantante y compositor viene generando gran repercusión dentro de la escena musical de nuestro país.

Luego de su exitoso debut discográfico con "Vida Lejana" en 2016, disco que le valió el premio Gardel a Mejor Álbum Nuevo Artista Pop, Benjamín se tomó su tiempo para lanzar su segundo trabajo de estudio. Un disco conceptual que logró representar cabalmente el momento personal por el que transita actualmente el artista. "Quiromancia" se nos presenta como un viaje de doce canciones que nos invita a repensar nuestras decisiones y el rumbo que tomamos, ya sea por elección o por obra del destino.

"Es un disco donde cada canción está inspirada en aquello que indica cada línea o monte de la palma de la mano", expresa Amadeo sobre el título de su reciente trabajo de estudio. "Tienen que ver más con conocerse a uno mismo que buscar respuestas contundentes sobre la vida", agrega en relación al costado más existencial y conceptual de su obra.

Tras pasar más de un año y medio sin poder tener contacto con su público por las restricciones impuestas por la pandemia de covid-19, el artista se encuentra presentando su nuevo disco con una gira nacional que llegará a Mendoza el próximo 23 de octubre en La Nave UNCuyo.

Benjamín encara su gira nacional presentando Quiromancia. Foto: Guido Adler.  

- Después de tanto tiempo sin poder salir de gira por la pandemia, ¿qué sentís de tener la oportunidad de presentar tu nuevo disco por todo el país y reencontrarte con tu público?

Una felicidad enorme poder salir a presentar este segundo disco. El contacto con la gente es fundamental, es la culminación del acto musical. Una canción nace en una habitación y completa su círculo en un concierto en vivo. Además, por temas de agenda, se me venía negando la posibilidad de presentarme con mi banda completa. Finalmente vamos a tener esta especie de cita a ciegas, ya que será la primera vez en Mendoza con este nuevo espectáculo, en contraste al año pasado, donde era impensado plantear un gira como la que estamos encarando hoy por todo el país.

- El título de tu disco me resulta muy interesante si lo pensamos en el contexto tan particular que vivimos. Esta idea de querer tener ciertas certezas de lo que vendrá y terminar con la incertidumbre.

La quiromancia tiene un componente más ligado a lo terapéutico que a lo adivinatorio. Eventualmente todas las ciencias exotéricas tienen ese costado. Tienen que ver más con conocerse a uno mismo que buscar respuestas contundentes sobre la vida. Muchas veces tenemos más ganas de saber qué va a pasar que de intentar encontrarnos.

- ¿Y con respecto a la pandemia y la incertidumbre?

Yo siento que nos calmó un poco con respecto a la incertidumbre. Hubo un parate general que no sirvió para nada. Pero sí entiendo que pudo traer una especie de sosiego a la ansiedad. No había muchos lugares donde ir, ni muchas cosas de las que escaparse. Trajo mucha verdad en varios aspectos. Y en ese sentido, la incertidumbre se disuelve, desaparece.

- Y la quiromancia en tu disco, ¿a qué hace referencia?

Es un disco donde cada canción está inspirada en aquello que indica cada línea o monte de la palma de la mano. “Iluminado” está basada en el monte del Sol o de Apolo, que es el monte que indica el grado de apertura a la inspiración que tiene una persona. La canción arranca diciendo “iluminaban canciones para quedarse con su brillo”; es decir, uno termina escribiendo para mejorar. Habla de lo inspirador que puede ser una persona en la vida de uno.

- En un contexto actual donde el negocio de la industria de la música se trasladó al formato digital y el lanzamiento de singles se presenta como la mejor estrategia de hacer crecer la audiencia de un artista. ¿Por qué se te ocurrió lanzar un disco conceptual?

Antes vos sacabas un disco físico y con mucha suerte tenías dos o tres cortes de difusión, si tu repertorio lo ameritaba. Este disco lo pensé como conceptual pero se trabajó como single. De hecho el disco tiene siete cortes de difusión. Yo traigo la idea del concepto y los lanzamientos siguieron las reglas de la industria, pero no la construcción previa. En ese sentido no hay que desalentarse a hacer cosas que uno tiene ganas porque piense que eso puede llegar a boicotear su audiencia. Hay que pensar en que te escuchen, y yo trabajo para eso, pero también podés animarte a otra cosa sin mayores pretensiones. Yo disfruto de esas dos dimensiones de conexión con quien escucha tu música. Que te guste una canción y punto, y lo qué hay detrás de esa canción.

- Recién hablábamos de las influencias, ¿qué músicos te marcaron?

Van apareciendo y desapareciendo, como que el corcho mental de inspiraciones y de artistas se va renovando todo el tiempo. Sí te puedo decir que hay un par de artistas que marcaron momentos de mi vida, donde yo me acerqué con mucha inocencia a la música y terminé muy enganchado. Por ejemplo Charly García y Sui Generis. La primera canción que aprendí a tocar en la guitarra fue “Confesiones de invierno”. Charly se convirtió en mi primer viaje musical. Después hay otros artistas que me han inspirado y movilizado dentro de la música, como Stevie Wonder.

- ¿Cómo influyó en tu carrera como músico tu experiencia en Casi Ángeles?

Como buen adolescente manija tuve muchas bandas con amigos. En el colegio teníamos actividades extracurriculares y siempre elegía coro. Yo quería cantar. Hice mucha comedia musical cuando era chico, era mi manera de estar cerca de la música. Es decir, tuve muchas experiencias en vivo, pero recién con Casi Ángeles entendí la magnitud. Pasas de tocar en un bar para diez amigos a dar shows para miles de personas. Te da eso, la escala. Además, es la forma más directa de identificar que te gusta lo que estás haciendo. Esas ganas de no querer bajarte, la adrenalina. Es la manera de saber que estás en el camino correcto. Te conecta con una parte tuya que tenés ganas de seguir persiguiendo.

- Pasaron cinco años de tu primer disco. Claramente "Quiromancia" se siente mucho más maduro. Parece un cuarto disco.

Me tomé mi tiempo para que se complete la salida del segundo disco. Me cuesta entenderme como alguien más maduro. Lo que sí me di cuenta es que, independientemente del tipo de canción, me gusta sentir y pensar las cosas que hago. Me gusta hacer canciones que me representen, con mis aciertos y mis errores. Lo que ahora sí me divierte, que antes me daba vértigo, es ver qué toma cada uno de esas canciones. Qué te dicen en la calle, qué te comentan en las redes. Este disco representa dónde estoy parado ahora en mis pensamientos. Pero cuando la gente comienza a escucharlo, empezás a ver dónde está parado el otro por sus preferencias. Qué canción tiene ganas de escuchar primero, cuál quiere escuchar de vuelta, qué frases destacan. Es medio unánime, la gente no se pone de acuerdo en la puerta de un show sobre qué canción va a cantar más fuerte. Por eso el vivo es tan importante. Ese contacto cara a cara con tu público.

- Sos un artista relativamente nuevo que en poco tiempo ha logrado cumplir varios sueños. Tu disco debut se llevó un Premio Gardel como “Mejor Álbum Nuevo Artista Pop”, has sido elegido para abrir shows de artistas de la talla de Abel Pintos, Ciro y Los Persas, Backstreet Boys y Ed Sheeran, entre otros.

Soy muy consciente de la suerte que tuve. Trabajo mucho para mantener esa máquina funcionando y estar preparado para cuando aparecen esos golpes de suerte. Sobre todo estar preparado para disfrutarlos. Lo primero que te cambia es cuando uno se reconoce disfrutando. Cuando estás más verde, en muchos aspectos, estás transitándolo. Por eso, pretendo disfrutar más y ser consciente de ese disfrute.

Ficha Técnica 

Benjamín Amadeo presenta Quiromancia

Abre la noche Mati Maluko

Fecha: 23 de octubre

Hora: 20 hs

Lugar: Nave Uncuyo / Sala Chalo Tulián

Entradas a la venta por EntradaWeb

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?