Teresita, una vida de mierda: el musical que la rompe en Buenos Aires

Teresita, una vida de mierda: el musical que la rompe en Buenos Aires

Es la historia de una mujer que por mal de amores quiere suicidarse y encuentra a dos "soretes cantores" que la ayudan a ver todo desde una perspectiva distinta. Recientemente, se consagró como el mejor musical del off porteño y se presenta los domingos en el Teatro Picadilly.

Pablo Gordon

Pablo Gordon

Teresita, una vida de mierda es la crónica de una mujer que amó demasiado. Harta de que le rompan el corazón, en un ataque de angustia y desesperación, se dirige a su baño y prueba de todo para terminar con “su vida de mierda”. Así, encuentra una botella de un famoso producto de limpieza y hace fondo blanco. Tan mala es su suerte que no puede concretar sus planes y para su desgracia -o más bien su alegría- aparecen en escena dos simpáticos soretes que la ayudan a mirar con otros ojos lo que tiene delante de sus narices.

Que la vida no es siempre lo que se espera, no es novedad y es cliché. Sin embargo, Alejandro Ibarra y Chechu Vargas, autores del libro y las letras de Teresita, se encargan en los 60 minutos que dura el espectáculo de darle una vuelta de rosca al asunto. A través de las pegadizas melodías de Matías Ibarra, brindan, en clave de humor negro, esperanzadores mensajes que hacen que muchos de los espectadores cambien el modo de ver la realidad que les toca. “Lo que no te sirve lo tenés que evacuar” es uno de los tantos consejos que se oyen al ritmo del piano de Agustín Konsol.

Arriba de las tablas solo hay tres actores que, por su enorme talento, parecen mil. Nahuel Adhami y Mariano Magnífico son quienes se ponen en la piel de los intrépidos excrementos y Chechu Vargas, en la de la desesperada mujer. El trío sobresale por su versatilidad actoral y por un impactante trabajo corporal. No sólo actúan, también cantan y bailan de una manera brillante y dejan hasta la última gota de sudor en cada acto.

Otro que se destaca es Alejandro Ibarra con su dirección. El reconocido coreógrafo y bailarín imprime su marca registrada en cada una de las escenas sumando pasos de jazz, tap e incluso, de folclore. Logra fusionar las tres disciplinas artísticas a la perfección y de ello resulta un espectáculo dinámico que tiene a las carcajadas al público de principio a fin.

¿Y cómo se traduce toda esta solidez escénica? En cinco Premios Hugo (reconocimientos al teatro musical argentino que se otorgan desde el año 2010). En la reciente y última entrega, Mariano Magnífico se llevó el premio a la mejor interpretación masculina en musical off; Matías Ibarra, mejor música original; Chechu Vargas mejor interpretación femenina en musical off, Alejandro Ibarra, mejor dirección en musical off y Teresita se consagró como el mejor musical off del año.

Equipo completo de Teresita

Para agendar:

Teresita, una vida de mierda

Domingos, a las 18:30, en el Teatro Picadilly (Av. Corrientes 1524, Buenos Aires). Las entradas se pueden conseguir en Plateanet.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?