La última noche de furia de Chano: drogas y un final con balazo

La última noche de furia de Chano: drogas y un final con balazo

Mientras Chano Charpentier se debate entre la vida y la muerte, vecinos y testigos comenzaron a relatar qué ocurrió durante las horas previas al incidente que terminó con la Policía disparando sobre el ex líder de Tan Biónica. Una historia de drogas y profunda angustia.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Chano Charpentier está internado: le han extirpado un riñón, parte del páncreas y el bazo, y le han cosido un sector del colon que le quedó agujereado después de recibir el balazo de un policía. A medida que avanza la jornada, testigos y allegados al músico han permitido reconstruir -de forma provisoria- las últimas horas del músico antes del incidente que marcó la jornada de este lunes. 

Desde hacía días, vecinos y comerciantes de la zona donde reside veían al artista deambular buscando alcohol. Algunos testimonios afirman que incluso por momentos "parecía ido" y sufría arrestos de paranoia mientras caminaba por el barrio privado que se ubica en el kilómetro 3 de Ruta 39, en la localidad bonaerense de Exaltación de la Cruz

El viernes pasado, su familia llamó a una ambulancia para que lo sedaran, ya que lo notaron muy ansioso ante la posibilidad de una internación. Ya en el atardecer del domingo, trascendió que Charpentier habría estado bebiendo, lo que combinado con las pastillas y los estupefacientes puede haber causado la crisis.

El propio Chano ha admitido que sufre problemas de drogas.

Esa misma noche, de hecho, se registró un llamado a un psiquiatra porque el paciente se hallaba sumido en una gran inestabilidad. El médico que llegó, sin embargo, no consiguió calmar la excitación del músico, lo que derivó un pedido de ayuda a la Policía. Fue entonces cuando llegó una patrulla con tres efectivos.

Chano, que estaba en el interior de la vivienda, salió con un cuchillo y con gesto amenazador. Se acercó a los uniformados. Eso hizo que uno de los agentes disparara

En la actualidad, el músico sigue intubado y bajo observación, aunque en principio estaría estabilizado. Declararon dos de los tres policías: el que disparó todavía no ha hablado. 

A Chano no se lo imputó aún porque se esperan estudios toxicológicos y análisis psiquiátricos: por su calamitoso historial y su presente, es posible que se lo declare inimputable. La madre, en tanto, ha pedido que se aclaren los términos, ya que informó que su hijo no tuvo un brote psicótico sino un episodio de "excitación psicomotriz", además de insistir en que el paciente "no atacó a nadie".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?