Carmen Barbieri confesó el estremecedor pensamiento que tuvo al entrar en coma

Carmen Barbieri confesó el estremecedor pensamiento que tuvo al entrar en coma

La capocómica se incorporó a las grabaciones de MasterChef Celebrity, y habló sobre el duro momento que pasó al estar un mes en terapia intensiva por complicaciones del Covid-19.

MDZ Show

MDZ Show

Carmen Barbieri logró incorporarse a las grabaciones de MasterChef Celebrity tras haber permanecido un mes en terapia intensiva por complicaciones en su cuadro de Covid-19. 

Este lunes, dieron a conocer un par de detalles de lo que será la primera aparición de la capocómica en el exitoso certamen de gastronomía que se emite por Telefe. 

Este martes, en Flor de Equipo (Telefe), mostraron instancias de la actriz en su regreso a la televisión. “Si me pongo a pensar no es que me angustie, pero me agarra una cosa extraña en el pecho. Gracias a Dios salí adelante y con trabajo, ¿qué más puedo pedir? Estoy feliz. Fui la primera en firmar y después me contagié este virus que casi me mata”, reflexionó angustiada la artista.

Luego, Carmen dio a conocer el estremecedor pensamiento que tuvo al entrar en coma: “Gracias a los médicos y la atención en la clínica Zabala estoy bien pero estuve un mes en terapia intensiva. Federico no daba más pobrecito, ya había perdido a su papá, después tuvo cáncer, y ahora la mamá que se le moría. Me acuerdo que dentro del coma, yo decía: ‘Tengo que salir adelante por mi hijo porque otro disgusto más no tolera’. Ni bien pude hablar, dije: ‘¿Ya empezó el programa?’ Estaba tan entusiasmada”.

Visiblemente emocionada, Barbieri enfatizó: “Estoy muy agradecida porque han rezado por mi personas que no conozco. El reencuentro con Fede fue emocionante. El siempre se mostró fuerte para darme fuerzas. Todo lo que viví me demostró que la vida es valiosa, que no es normal sentirse bien. Cuando uno empieza a enfermarse ahí valorás lo que es respirar y que no te duela nada. Lo que saco de todo esto es darle valor a las cosas que realmente lo tienen”.

Con respecto a las secuelas que le dejó la enfermedad, la actriz afirmó: “Sigo disfónica por el tubo del respirador que me pusieron. Me lo arranqué dos veces y me lastimé las cuerdas vocales. No sabía si iba a salir, pero la fuerza de leona que tengo la puse, siempre estaba. No me imaginé que este virus me iba a matar, casi me mata”.

Y finalizó: “Tuve consciencia cuando salí del coma, que vi tantos médicos a mi alrededor. Ahí decía: ‘Debo estar grave en serio’. El médico me daba fuerzas y me decía que luche. No me acordaba que era por el Covid que estaba así, pensaba: ‘Me habrá dado un derrame cerebral’... Porque nadie me contaba por qué estaba ahí. El día del alta no me quería volver a casa porque me daba miedo. No podía caminar por tanto tiempo en la cama, andaba con un andador. Me costaba mucho, me tenían que llevar al baño. Por suerte, tengo una rápida recuperación y pude salir adelante”.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?