Descubre la cápsula sustentable que instaló Susan Sarandon en su jardín

Descubre la cápsula sustentable que instaló Susan Sarandon en su jardín

Susan Sarandon es una de las actrices que se sumó a la estilo de vida ecológico y tiene una "microcabaña" en su jardín.

MDZ Show Global

Susan Sarandon es una militante de la ecología y una de las actrices que se unió al estilo de vida sustentable para cuidar al medio ambiente. Por ello, instaló una cápsula en el jardín de su mansión de Hollywood que tiene aires futuristas y es autosuficiente.

Esta "microcabaña" en forma de huevo fue adquirida hace años y es una especie de cápsula espacial que está equipada para cumplir todas las funciones de una casa: tiene una pequeña cocina, una cama que se hace doble, un escritorio para usar como oficina y baño con ducha y muebles adicionales para guardar objetos como utensilios o ropa.

El proyecto fue diseñado por el estudio Nice Architects, pero desarrollado por una joven empresa eslovaca. Pesa solo 1.500 kilos, lo que la hace adaptable para instarla en cualquier terreno, la parte externa se puede ver un diseño ovalado de fibra de vidrio que cubre la estructura de acero y la espuma de poliuretano funciona como aislamiento.

Susan Sarandon tiene la versión 2015 del proyecto, que fueron las primeras cápsulas que salieron al mercado y se fabricaron solo 50 a un precio de 80.000 euros. Ante la demanda, fabricaron una versión más chica y más económica a 49.000 euros. "La idea es que en el futuro tendremos que acostumbrarnos al concepto de ciudades móviles, pobladas por ‘rascacielos horizontales’", explicó el CEO y fundador de la empresa, TomᚠŽáček, al diario La Vanguardia.

¿Por qué es sustentable?

Esta cápsula cuida al medio ambiente por es independiente a la infraestructura de servicio tradicionales:

Tienen un sistema de recolección de agua de lluvia.

Paneles solares de 200 W en el techo.

Una turbina eólica de bajo ruido montada en un poste telescópico que produce hasta 750 W durante el día. 

"En mi opinión, el nuevo enfoque de la planificación urbana presupone un uso más eficiente de las calles de la ciudad las 24 horas del día, y los 7 días de la semana. Lo llamamos urbanismo flexible, lo que significa que durante el día las calles serán utilizadas por los coches, durante la noche se convertirán en rascacielos horizontales llenos de cápsulas que proporcionan vivienda asequible, y al mismo tiempo producen energía para la red eléctrica compartida", explicó Žáček.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?