“Cuando íbamos a rodar, comencé a llorar”: Salma Hayek reveló su angustia al filmar “Desperado”

“Cuando íbamos a rodar, comencé a llorar”: Salma Hayek reveló su angustia al filmar “Desperado”

Salma indicó durante un distendido diálogo con el actor Dax Shepard que sufrió un traumático momento al filmar su primer desnudo en la pantalla grande.

MDZ Show Global

No es un buen comienzo de año para muchas personas, sea por la actual pandemia o por problemas de distinta índole, entre ellas Salma Hayek quien se encuentra de estreno con su rol protagónico en la película Bliss. Este flamante filme donde comparte protagonismo con el actor Owen Wilson no obtuvo grandes críticas tras su estreno en el gigante de streaming “Amazon”.

Esta producción cinematográfica del director y guionista Mike Cahill, que ha sido catalogada como “débil de argumento” y “caprichosa en su trama”, no parece estar logrando los objetivos esperados. Inclusive a Salma se la ha clasificado como “una actriz vocacional en su primera clase de improvisación”.

Esta semana, la oriunda de Coatzacoalcos Veracruz, México participó de un distendido diálogo con el actor Dax Shepard donde reveló que sufrió un traumático momento al filmar su primer desnudo en la pantalla grande. Corría el año 1995 y una joven Salma filmó la película “La balada del pistolero”, o “Desperado” como se la conoció en España, donde compartió protagonismo con el actor español Antonio Banderas y tuvo como director a Robert Rodriguez.

“Cuando íbamos a rodar, comencé a llorar y dije: ‘No sé si puedo hacerlo, estoy asustada’” indicó Salma Hayek haciendo referencia a su angustiante momento cuando se encontraba por filmar una de las escenas más sensuales del cine hispano. La ganadora del premio Daytime Emmy accedió a realizar la pudorosa escena bajo la condición de que solo estuvieran presentes en el set el director y su entonces esposa, la productora Elizabeth Avellán; además de Antonio Banderas, quien interpretaba a su amante en la ficción.

“Él era muy libre. Me asustó que para él fuera como si nada, yo nunca había estado en una situación así” reveló la esposa del empresario francés François-Henri Pinault sobre la naturalidad con la que Banderas tomó la situación. Mientras tanto la cabeza de la latina no podía sacarse una cosa de encima: la reacción de sus padres. “No podía parar de pensar en mi padre y en mi hermano”, rememoró. “¿La van a ver? ¿Los van a cargar? A los hombres no les pasa lo mismo. El padre diría: ‘¡Sí, ese es mi hijo!’ [si se tratara de un hombre]”, prosiguió la actriz. En conclusión, su familia vio la película y abandonó momentáneamente el cine en esa secuencia para después volver y señalar que ellos siempre estarían “orgullosos” de ella.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?