La furia de Cinthia Fernández con la nueva novia de Matías Defederico

La furia de Cinthia Fernández con la nueva novia de Matías Defederico

La panelista de LAM no se guardó nada al hablar de la nueva novia de Matías Defederico.

MDZ Show

MDZ Show

Cinthia Fernández y Matías Defederico han construido una historia repleta de vaivenes, con ese amor inicial que los estimuló al matrimonio y al nacimiento de las tres niñas y el posterior divorcio con polémicas en el medio caracterizadas por episodios de violencia de género.

Desde la separación, que se concretó en 2018, la bailarina se mantuvo en pie de guerra por diversas aristas, como la pelea por una actualización y cumplimiento de la cuota alimentaria. Además de otras revelaciones muy sensibles, como situaciones delicadas que atravesó durante esa relación.

En los últimos días, Defederico nada por las aguas de un enamoramiento intenso con Laura, una promotora exuberante y muy bella, que también es madre de una pequeña llamada Pilar. Esta concreción en el plano amoroso no pasó desapercibida para Cinthia.

A través de su espacio en LAM, Fernández saltó a retratar una circunstancia llamativa que atravesó con la pareja de su ex marido, en torno a una visita inesperada en su hogar, sin el aviso previo y con un comportamiento poco educado de Laura.

“Tuve el festejo de Halloween y, mientras colgaba los adornos toda chivada, cae el progenitor de las nenas con la madrastra sin tener la delicadeza de avisarme. Fue a dejar a las nenas, que pasaron la noche en su casa, con ella”, comenzó en su relato.

Como si ese lazo forzado fuese poco, Cinthia admitió que investigó un poco a la novia de Matías y lanzó un panorama muy complicado al aseverar: “Se llama Laura. Me da un poco de miedo, porque el padre de su hija tiene denuncias por abuso… Medio áspero todo el ambiente”.

En cuanto a lo que aconteció en esa llegada a su hogar, la panelista ratificó un accionar poco ético de Laura: “Ella ni me saludó. Si vas a compartir tiempo con mis hijas, mínimo decime ‘hola, qué tal, un guasto’. Además en el auto iban las cuatro nenas sin el cinturón. Me parece raro. Yo, mínimo, saludaría. Fue una situación muy bizarra”.

Para dejar en claro lo que transita con esta inclusión de una nueva persona a la familia ensamblada, Cinthia fue categórica al razonar: “No hay una historia mía que sea normal. No puedo tener un fin de semana tranquilo”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?