Qué hizo Mariana Brey tras la viralización de su crisis matrimonial con su desconocido marido

Qué hizo Mariana Brey tras la viralización de su crisis matrimonial con su desconocido marido

En la semana lloró fuera del aire de LAM, y tuvo que ser contenida por sus compañeras. Pero el fin de semana se mostró cerca de Pablo Melillo, su pareja, un empresario y corredor de autos. ¿En qué quedamos?

MDZ Show

MDZ Show

Mariana Brey parece no saber para donde correr. Su crisis matrimonial, que viene desde hace tiempo ya, la tiene a maltraer. Hace apenas unos días, según información a la que pudo acceder MDZ, se la vio llorando en un corte de Los Ángeles de la Mañana, el programa que conduce Ángel de Brito en Canal 13. Y el fin de semana, ¡todo lo contrario!

Sí, en el post estallido de sus peores días y la noticia en algunos medios, la panelista estuvo votando y comiendo en familia, como si nada estuviera pasando. Sin embargo, esta imagen que se puede observar en sus redes sociales, dista mucho de cómo se sentiría por estas horas en el piso en el que sigue conviviendo con su pareja, en la zona de Puerto Madero.

“La cosa no viene bien. Pero no es nuevo: Marian está sensible y no tiene claro nada. El marido la sigue luchando”, dicen desde LAM. Y agregan: “Lo de ayer tiene que ver con eso de ciclotimia. Ella quiere, pero no puede. Ya está en su sangre lo de salir corriendo. Tuvo mil separaciones”.

La pareja de Mariana Brey se llama Pablo Melillo, están juntos hace unos años y tienen una nena (Brey es mamá de su matrimonio anterior también de un varoncito). El muchacho es empresario (se dedica a la gastronomía y se dice que es dueño de un resto top en la zona de Madero) y también corre en autos en una categoría menor (Turismo Nacional).

¿Qué fue lo que desató la crisis que iba camino a la separación? “La relación con Pablo Melillo está terminada y sin posibilidad de vuelta atrás”, le dijeron a MDZ hace unos días. “Desde el nacimiento de Juana, que tiene dos años y medio, las diferencias comenzaron y se hicieron cada vez más grandes”, informan.

Mariana misma se lo relató a sus amigos: “Hubo un antes y un después en la conducta de su marido y ese cambio no le gustó mucho”. A pesar de todo esto no dejaron de vacacionar juntos (el lugar elegido fue Miami) y de seguir viviendo bajo el mismo techo: "Mi marido cambió, está muy celoso celoso y posesivo. Así es imposible", dijo la morocha.

En un plan por recuperar algo de libertad, “Mariana decidió seguir adelante con la convivencia con Pablo con algunos cambios. Ella sale varias veces sola e incluso con amigas más allá de los controles a los que estaría siendo sometida. Los celos y la posesión que ella siente, que es algo incompatible con su carácter, la llevaron a moverse por su cuenta”, informan.

Por ahora, pese a la insistencia de algunos colegas, Brey no quiere hablar del tema con los medios. “Cuando esté más segura quizás lo haga en su programa con Angel”, dice en el canal de barrio de Constitución, en Buenos Aires. A pesar de que la pareja estaba con ganas de casarse en 2020, todo esto quedó atrás por la pandemia.

Hace unos meses, cuando empezaron los rumores, Paparazzi se comunicó con ella y advirtió: “Estuve unos días tristes. Por eso se armó todo esto. ¿Angel dijo algo? Sí, nos conocemos mucho. Son años trabajando, somos amigos, y con sólo verme se da cuenta de todo”, cerró.

Ya tendremos más novedades para este nuevo y escabroso culebrón...

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?