¡Increíble! El sorpresivo cambio de profesión de Ivo Cutzarida

¡Increíble! El sorpresivo cambio de profesión de Ivo Cutzarida

La pandemia encontró al actor en una etapa diferente. Así comenzó a dar sus primeros pasos en una disciplina que poco tiene que ver con lo mediático. 

MDZ Show

MDZ Show

Fue uno de los actores estrella de la década del 90 y, tras algunas temporadas trabajando en el exterior, volvió al país para convertirse en un referente de los que reclaman más seguridad. Hasta tuvo un frustrado paso como candidato a diputado.

Siempre en movimiento, la pandemia encontró a Ivo Cutzarida en una etapa diferente: dando sus primeros pasos en una disciplina que poco tiene que ver con lo mediático. 

Según confirmó en una entrevista a Mitre Live, se recibió de coach. "Los actores estudiamos mucho y aprender sobre el aparato expresivo del ser humano y empezar a leer a los grandes autores y dramaturgos te mete en la lectura. A mí me gustaba mucho la sociología, mi padre es filósofo. Me había metido con eso también y en los últimos años me recibí de coach", explicó.

"Ahora me estoy recibiendo de counseling. Empecé a estudiar psicología muy fuerte. La verdad que me gusta. Yo soy un tipo que no para y considero que ni siquiera pienso decir 'bueno, en algún momento me voy a retirar'. Por suerte, tuve una vida muy activa y ahora estoy abriendo un nuevo panorama laboral. Estoy atendiendo consultas. El ser humano no tiene límites en las capacidades que puede desarrollar", indicó.

"Estas circunstancias especiales dan lugar a explotar el talento. Yo ahora propuse hacer un programa y estoy a full. Es un programa novedoso y único en la televisión porque trata los problemas de la gente. Hay que empezar a tener otra actitud. La mala actitud es como una goma pinchada. El tener una mala actitud hace que te retrases en tu viaje. No te sirve de nada", señaló con respecto a la pandemia. 

"Es una sensación necesaria para la supervivencia que tenemos todos. Es la que te asegura la supervivencia ante el peligro. La emoción significa la toma de una acción. Es como la ira. El ser humano perpetúa la emoción con los sentimientos. La mente es la cosa más podrida que podemos tener. Si dejás que te domine, estás frito. La ira está buena, pero no la transformes en odio y en rencor. Porque después tiene unas consecuencias terribles para los demás y para vos mismo. Se ha avanzado mucho en el estudio de emociones. Yo no las niego porque están en el cerebro", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?