Gaciela Alfano confesó que engañó a una de sus parejas con Diego Maradona

Gaciela Alfano confesó que engañó a una de sus parejas con Diego Maradona

La actriz se refirió a sus encuentros íntimos con el jugador. "Es hasta un ser mítico, un dios del Olimpo", declaró.

MDZ Show

MDZ Show

Graciela Alfano brindó una entrevista por con "Confrontados", el ciclo conducido por Marina Calabró en El Nueve, y volvió a revivir algunos aspectos desconocidos de aquel romance pasajero que tuvo con Diego Maradona: “Lo primero que impacta de Diego es su personalidad. Cuando ves que hace un gol no estás viendo una pelota que entra en un arco, estás viendo la vida de una persona, porque cualquiera mete un gol. Cuando lo ves a él estás viendo al que metió el gol a los ingleses con la mano", comenzó relatando.

"Lo que quiero decir, y no es sólo en relación a lo sexual, es que una cosa es Maradona en tercera persona y abre las alas y es hasta un ser mítico, un dios del Olimpo, y otra cosa es Diego, un ser cálido, amable, humilde, cariñoso, paciente y laburante", contó.

Ahora bien, lo más interesante de esta charla fue cuando intervino Carlos Monti, panelista de Confrontados y compañero de Alfano en El Periscopio. El periodista hizo uso de su buena memoria y dijo: "Me obligás a hacerte esta pregunta… ¿No estabas en pareja en ese momento?".

Ella sonrió y respondió con sinceridad: "Esto me suena a una pregunta de 1990, Carlos. Sí, yo estaba en una pareja clandestina que conocías porque era parte del programa. Era una persona muy joven también, con quien tengo unos recuerdos maravillosos. Se casó, tiene tres chicos fantásticos y lo volví a ver… Fui muy poliamor en ese momento".

Además, en un momento de la charla recordó cuando el "Diez" fue invitada, allá por 1995, a participar de "El Periscopio", el programa conducido por la vedette. Terminado el programa, al parecer, el futbolista se quedó pensando en ella una vez que apagaron las cámaras.

"A las dos de la mañana el señor de seguridad (del edificio en el que vivía) me dijo: ‘Está la camioneta con el señor Maradona y un oso gigante que dice te quiero’. Miré por el balcón, que no era un piso alto, y lo veo ahí. Y bajé, ya estaba sin maquillaje. Terminamos en la plaza San Martín, hablando hasta las seis y pico de la mañana. Charlamos pero no nos besamos", contó el año pasado en "Los Ángeles de la Mañana". 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?