Imperdibles: cinco películas argentinas en Netflix

Imperdibles: cinco películas argentinas en Netflix

La plataforma de streaming, que crece día a día tanto en suscriptores como en oferta, ofrece una amplia e interesante variedad de títulos nacionales. En la nota, algunos recomendados. Desde la China Zorrilla hasta Luis Brandoni.

Pablo Gordon

Pablo Gordon

Si hay algo que se disparó en los últimos meses, además de los casos de coronavirus en el mundo, fueron los nuevos suscriptores a Netflix. La reconocida plataforma estadounidense de entretenimiento llegó a nuestras vidas hace ya unos cuantos años y cambió radicalmente nuestras costumbres. 

Más de 15 millones de nuevas cuentas alrededor del planeta son las que se abrieron en el primer trimestre de este año. Esto representó la mitad del total de las que se unieron el año pasado y la empresa líder de streaming espera que el número se siga incrementando.

Hoy gracias a Netflix tenemos a tan sólo un click un sinfín de series y films para todas las edades y gustos. Podemos acceder a drama, comedia, suspenso, documentales y mucho más desde la comodidad del sillón. Algo que, para el momento que estamos viviendo, es de gran ayuda para combatir el aburrimiento.

Desde la China Zorrilla hasta Luis Brandoni, ¿cómo elegir entre tanta oferta? En esta nota compartimos una selección de películas argentinas que se encuentran disponibles en la plataforma y que invitan a ser disfrutadas.

Esperando la carroza (1985) dirigida por Alejandro Doria.

¿Quién no conoce alguna de las célebres frases que quedaron inmortalizadas, gracias a este film, en el inconsciente colectivo argentino? Quizás no la hayas visto, pero seguro has escuchado en alguna reunión una cita de esta comedia de enredos que es un clásico del cine nacional. Con un elenco de renombre, critica y parodia sobre la idiosincrasia de la clase media argentina.

La historia gira en torno a la supuesta muerte de Mamá Cora, la abuela de la familia. Este hecho evidencia las miserias del clan que poco a poco comienza a sacar los trapitos al sol. También el film hace una fuerte crítica al trato que se le da a los adultos mayores en la sociedad.

Mi obra maestra (2018) dirigida por Gastón Duprat.

Luis Brandoni y Guillermo Francella son los protagonistas de esta comedia negra. Juntos potencian sus actuaciones y generan un vínculo tan fuerte que traspasa cualquier pantalla. La dupla brilla al igual que lo hizo anteriormente en la serie televisiva de Juan José Campanella “El hombre de tu vida”.

En esta oportunidad encarnan dos personalidades totalmente opuestas: un galerista de arte refinado y un pintor salvaje en decadencia. Una vieja amistad y el intento de uno de ellos de ayudar al otro los lleva a transitar diversas situaciones que van de mal en peor.

La historia parodia sobre el mundo del arte y entretiene al espectador de principio a fin.

XXY (2007) dirigida por Lucía Puenzo.

La ópera prima de esta directora es una de las primeras piezas cinematográficas nacionales en hablar sobre la ideología de género. Inés Efrón es la joven que protagoniza la historia y se destaca con su increíble trabajo al momento de crear su difícil personaje.

El drama se centra en la comprensión, aceptación y tolerancia. Recibió más de 10 premios internacionales, incluido el Goya a mejor película extranjera de habla hispana.

La historia oficial (1985) dirigida por Luis Puenzo.

Es la primera película nacional en ganar un Premio Oscar. Con la reciente vuelta a la democracia en Argentina, el director retrató el horror que se vivió en la dictadura de 1976. Norma Aleandro personifica a una profesora que descubre que las terribles sospechas sobre los oscuros asuntos de su esposo y su país son ciertas.

Un drama político que saca a la luz las atroces artimañas que se llevaron en el último gobierno de facto argentino.

El ciudadano ilustre (2016) dirigida por Mariano Cohn y Gastón Duprat.

"Nadie es profeta en su tierra" versa el refrán popular que muy bien está representado en esta comedia dramática. Oscar Martínez se pone en la piel de un argentino oriundo de un pueblo que en el exterior del país encuentra la fama y el reconocimiento profesional. Luego de 40 años vuelve a su pequeña ciudad natal y esto desencadena todo tipo de situaciones que bordean el humor y el drama.

Fue ganadora del premio Goya a Mejor Película Iberoamericana en 2017. Es un film que entretiene y mantiene al espectador atrapado hasta el final.

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?