Los Palmeras en Vendimia: la fiesta popular que se vistió de gala

Los Palmeras en Vendimia: la fiesta popular que se vistió de gala

La histórica agrupación santafesina se calzó el traje sinfónico, al compartir su repertorio junto a la Orquesta Filarmónica de Mendoza, en un teatro griego colmado con 30 mil personas que los ovacionaron de principio a fin.

Gonzalo Arroyo

Gonzalo Arroyo

El cierre de la edición 2020 de la Fiesta Nacional de la Vendimia tuvo un final a toda orquesta. 30 mil personas colmaron el mítico teatro griego Frank Romero Day para bailar sin parar al ritmo de Los Palmeras y la Orquesta Filarmónica de Mendoza.

Pasadas las 23, y luego de una obertura de la orquesta interpretando un popurrí de clásicos del conjunto santafesino, Los Palmeras dieron comienzo a una verdadera fiesta popular que fue transformando de a poco al teatro griego en una bailanta del conurbano.

“La cola” fue el tema elegido para romper el hielo, seguido por “Perra”, “Por primera vez” y “Es tiempo de bailar”. En total fueron 12 canciones, cada una presentada por su propio animador que le daba un contexto a cada interpretación.

De esta forma, continuaron transitando otros grandes clásicos del grupo que lleva 47 años sobre los escenarios de todo el país. Con la seguidilla “Olvídala”, “La Suavecita”, “Asesina” y “Mucha triste”, ya habían logrado ganarse al público presente que agotó las entradas antes que las del Acto Central. Histórico.

Otro de los momentos más celebrados de la noche fue cuando interpretaron su particular versión de “La bestia pop”, de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, con esa amalgama cumbia rock orquestal. Hasta el mismísimo guitarrista de los redondos, Skay Beilinson, reconoció que la versión es “alucinante”.

Para el final, “Soy parrandero”, canción que la hinchada de Colón de Santa Fe se adueñó como himno (“Soy Sabalero”) y la volvió viral, a tal punto que la banda fue convocada para interpretarla en vivo en la previa de la final de la Copa Sudamericana que el equipo argentino disputó en Paraguay.

Luego de una hora de show, “Bombón asesino” quedó para la despedida. Pero el público exigió otra más, la gran fiesta desatada los estaba dejando con gusto a poco, pero ya habían realizado todo el repertorio ensayado con la Filarmónica. Ante los gritos y pedidos de un público exaltado, los artistas volvieron al escenario para volver a interpretar “Soy parrandero”, algo bastante inusual para un concierto, pero entendible en el contexto que sucedió.

De lo distinguido a lo popular

La cumbia y la música sinfónica lograron una comunión perfecta, donde se calzó un ropaje sinfónico al cancionero del conjunto tropical. Un resultado exitoso para un proyecto que vienen encarando hace años. Lo de anoche no fue la primera experiencia sinfónica del grupo santafesino. En 2018 realizaron un concierto en el Obelisco, junto a la Filarmónica de Santa Fe, y a partir de ahí lo fueron presentando en distintas partes del país: en Rosario para 120 mil personas y en Santa Fé para 90 mil.

La gran idea fue del director del sello discográfico de Los Palmeras. Fue gracias a un viaje de negocios, cuando tuvo la oportunidad de asistir a un concierto de un grupo mexicano, Los Ángeles Azules, quienes lograron vender durante algunos años más discos que Luis Miguel gracias a grabar un disco con una orquesta sinfónica.

Basta de machismo

Finalmente, no podemos dejar pasar por alto lo sucedido en la previa del concierto. Durante la mañana del día lunes, se tomó conocimiento de un legítimo reclamo por parte de varias músicas que integran la Orquesta Filarmónica de Mendoza. Durante uno de los ensayos pidieron que se eliminen algunas de las canciones del repertorio, ya que consideraban que sus letras fomentaban la violencia de género. Al no ser atendido el reclamo, algunas decidieron ausentarse del concierto y otras presentarse bajo protesta. Como resultado, durante el concierto se pudo apreciar la solidaridad de los integrantes de la Filarmónica para con sus compañeras al colgar en varios de los atriles carteles con la leyenda “Nos queremos vivas, libres y sin miedo. Ni una menos”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?