La confesión del Pollo Álvarez que sorprendió a todos: "A los 37 años aprendí..."

La confesión del Pollo Álvarez que sorprendió a todos: "A los 37 años aprendí..."

El conductor reveló en una entrevista cómo se lleva con los quehaceres domésticos en tiempos de pandemia.

MDZ Show

MDZ Show

Casado hace un año, el Pollo Álvarez habló sobre el desafió de la convivencia con su esposa, Tefi Russo, en plena cuarentena y los motivos que generan rispideces en la convivencia. 

El conductor confesó que es una persona desordenado y que es poco colaborativo en las tareas del hogar. "Yo no soy obsesivo, soy un desbolado nivel fuerte y Teffi es ordenada nivel fuerte. Yo soy el desordenado pero hago el esfuerzo. Dejo cualquier cosa tirada y ya me está reclamando. Como todas las convivencias y la pareja tenés que buscarle la manera", contó en una charla con Juan Etchegoyen para "Mitre Live".

"Hay discusiones por los platos y con otras cosas. Me fui acomodando. Creo que me cuesta. Soy malo lavando los platos. Tenemos un lavavajillas y parece que no lo lavo muy bien. Yo le doy vueltitas pero creo que no lo lavo bien porque me dicen que en el plato hay grasa. En eso soy el peor. Es lo más difícil", reconoció.

Pero la sorpresa llegó al final de la entrevista, cuando confesó sin ningún tipo de remordimiento: "Le pego una vuelta al coso y ya le pego dos vueltas. Y si veo que no sale le pongo agua caliente. A los 37 años aprendí que con el agua caliente sale la grasa. Es así".

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?