La invitada que pasó el peor momento de la historia en la mesa de Mirtha

La invitada que pasó el peor momento de la historia en la mesa de Mirtha

Varias figuras de la escena pública protagonizaron terribles episodios en la mesa de la señorísima de los almuerzos. Sin embargo, una ostenta el humillante récord de retirarse del programa para después volver y pasarla doblemente mal.

Laureano Manson

Laureano Manson

La legendaria señorísima de los almuerzos tiene un largo historial de cruces y tensiones en su mesa. Para cualquier comensal, la idea de aceptar la invitación al programa de Mirtha Legrand, supone el riesgo de pasar un áspero momento. Son varias las figuras de la escena pública que han quedado atragantadas frente a los punzantes dardos propinados por la conductora. Sin embargo, a la hora de afilar el cuchillo, Mirtha ha mantenido una constante en la selección de sus víctimas. Las principales damnificadas generalmente han sido sus pares de género. Mujeres de diferentes ámbitos han atravesado crispados hitos que aquí recorremos. Sin embargo, una de ellas batió un triste récord de humillación al levantarse de la mesa de "La Chiqui", para más tarde volver y pasarla doblemente mal.

En este 2019, se cumplieron 20 años del sonado escándalo que derivó en que la ex Miss Mundo Silvana Suárez se retire furiosamente de un almuerzo de Mirtha. Actualmente, Suárez vive en las sierras cordobesas, está dedicada al arte y no tiene pareja. Cuando se produjo el recordado cruce con Legrand, ella estaba en pleno divorcio del periodista y empresario Julio Ramos. La conductora le había reprochado en un corte el alto nivel de exposición mediática tras la ruptura con su pareja, y cuando pasó la tanda la invitada estalló frente a cámaras: "Vos me vas a disculpar, yo me levanto de tu programa porque vos me invitás para usarme a mí". A lo que Mirtha retrucó: "Te molestó que te dijera para qué vas a los programas de televisión". Finalmente, con la invitada saliendo de escena, la fulminó con el legendario: "Yo no necesito de vos para tener audiencia Silvana Suárez", a lo que la ex modelo remató: "Hoy sí".

El episodio fue tan comentado que hasta llegó a tener una hilarante parodia en el programa "Zapping", con un doblaje a cargo del equipo creativo de "Cual Cerdo".

Otra figura que pasó un terrible momento fue la actriz y cantante Cecilia Rossetto, cuando Legrand la interpeló por su filiación política. "Cada vez que venís al programa siempre hablás de política, en lugar de hablar de lo tuyo, de tu talento. Siempre muy politizada. Muy de izquierda, demasiado, demasiado... La izquierda y la derecha están pasadas de moda". La respuesta de Rossetto en esa ocasión fue contundente: "¡Qué horror!¡Qué triste! No está pasado de moda, yo tengo un marido desaparecido y no está pasado de moda". Lejos de solidarizarse con el dolor de su invitada, la conductora repitió con desdén: "Están pasadas de moda, la izquierda y la derecha están pasadas de moda".

En estos últimos años, en 2014, hubo un intenso cruce entre "La Chiqui" y Graciela Alfano, con una trifulca que terminó sobrepasando los límites del grotesco. "La mamá de Jorge Ibáñez me dijo que vos practicabas la magia negra, que le habías mandado un vestido manchado. No voy a decir más porque estamos en la mesa". Alfano respondió con artillería pesada refiriéndose al difunto hijo de la conductora: "Como vos lo dijiste muy bien, creo que tenemos que dejar a los muertos en paz, en alusión a esa carta que Luis Ventura dijo que tu hijo había escrito". La discusión fue subiendo de tono, con Graciela visiblemente indignada por el mote de bruja que le adjudicaron: "A ver, vamos a la inteligencia. Yo vivo en la zona de Alvear, donde el señor Jorge Ibáñez tenía su atelier... Hay camaritas por todos lados. ¿Ustedes me ven entre las 6 y las 9 de la mañana tirando un gallo desplumado? Pero por favor eso no resiste un pensamiento inteligente". Cuando la tensión se volvió insostenible, Mirtha lanzó su misil más letal señalando a su equipo de producción y diciendo: "Ustedes la quisieron invitar, yo les dije". La invitada amenazó con levantarse de la mesa, pero Legrand no se detuvo y la trifulca adquirió ribetes surrealistas: "Mirá Alfano yo creo que es verdad, porque me lo contó Jorge Ibáñez con lujo de detalles, que estabas con Matías Alé, que inclusive pusieron una rueda con fuego en la calle". Al borde del soponcio, Graciela le preguntó a la diva: "¿Vos me estás acusando a mí de una cosa?¿Pero qué me estás diciendo?¿Vos lo viste?", y Legrand tuvo un remate antológico: "¿Cómo voy a verlo a las 3 de la mañana?".

Pero por lejos, el ataque más cruel fue el que recibió Solange Bellone, la viuda de Sebastián Forza, el empresario farmacéutico que fue asesinado en el episodio del Triple crimen de General Rodríguez en 2008, en una causa vinculada con el tráfico ilegal de efedrina. Todavía consternada por aquel suceso, Bellone asistió al programa de Mirtha y la producción le tendió una trampa fatal cuando pusieron al aire en comunicación telefónica a su suegro, quien la había amenazado de muerte por no dejarle ver a su nieto. La invitada amenazó con retirarse de la mesa si el hombre seguía hablando, cosa que finalmente sucedió. "Es una traición lo que me hicieron. Ustedes no saben lo que yo estoy pasando. No me merezco esto", dijo Solange entre lágrimas mientras salía tras bambalinas. Legrand siguió dialogando durante unos segundos con el padre de Forza, simultáneamente desde el control con total malicia subieron el volumen del micrófono de Solange que fuera de control despotricaba: "Manga de traidores los medios". Mirtha dejó al aire los gritos durante unos segundos y mandó al corte diciendo: "Está muy violenta, está muy mal. Pobre mujer, hay que darle algo, que se calme".

Pero este tremendo capítulo no terminó ahí. Inesperadamente, Bellone volvió a la mesa y la conductora pidió que le traigan nuevamente el plato. Minutos después, la invitada seguramente se habrá arrepentido de regresar cuando la anfitriona le espetó: "Yo te lo tengo que decir Solange. Mucha gente piensa que vos mentís". Tras la sugerencia de la diva de que la viuda sabía más de lo que decía, la mujer respondió contundente: "Yo lo sé pero no lo digo en cámara, se lo digo al que se lo tengo que decir como corresponde, porque yo también tengo que cuidar mi vida y la de mi hijo". Para ponerle un límite a la irrefrenable embestida de la conductora, Bellone lanzo: "Yo no necesito venir acá Mirtha". Pero "La Chiqui" insistió: "Vos sabés más de lo que dijiste, vos sabés más", y luego apeló a su artimaña más consabida, la lectura de "mensajes" de televidentes. Para garantizarse de que la sensación de angustia de su comensal fuera absoluta, Legrand remató: "La está pasando mal Solange".

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?