Las mujeres deben trabajar 1 año y 3 meses para ganar lo mismo que los varones en 1 año

Las mujeres deben trabajar 1 año y 3 meses para ganar lo mismo que los varones en 1 año

Nos convocan dos conmemoraciones importantes: el 9 de abril que fue declarado en Argentina como “el Día del Pago Igualitario” y el 10, “Día Mundial de la Ciencia y la Tecnología”.

María José Elmelaj

Aunque parecen no tener relación entre sí, ambas celebraciones sirven para recordar dos cosas que ya sabemos: hay carreras masculinizadas en las que las mujeres no acceden con facilidad y si lo hacen, ganan menos. En realidad, en todas las profesiones, excepto el modelaje, las mujeres tienen peores sueldos.

El 10 de abril fue establecido en 1982 por la Conferencia General de la Unesco en honor al natalicio del Dr. Bernardo Houssay, 1887, médico, farmacéutico argentino y primer premio nobel en medicina de América Latina. El referido doctor, además fue el flamante fundador del CONICET, Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas allá por 1958, permitiendo que la ciencia dejara de ser un privilegio de los hijos de la aristocracia argentina.  El organismo ha sufrido altibajos en su imagen durante años. Para algunos es un gasto, está compuesto por ñoquis, oficialistas, una esperanza, genixs, opositores, etc. “Nos han mandado a lavar los platos varias veces” dijo la Dra. Soledad Gori, bióloga de la UBA y doctora en inmunología en una nota para Feminacida. 

En nuestro país la labor científica, así como su correspondiente reconocimiento monetario están bastante ninguneados. Un ejemplo de ello es el instituto Malbrán, tan renombrado en el último tiempo por haber sido el único encargado de realizar los testeos sobre Covid19 hasta la descentralización de la práctica. Su laboratorio está compuesto por once bioquímicos que le ponen el cuerpo al brote. Nueve de ellxs son mujeres, situación que si no es expresamente aclarada, aparece en el imaginario colectivo como once “tipos” con guardapolvo blanco. ¿Vieron que el lenguaje tradicional invisibiliza? No faltan la precariedad laboral y la “doble jornada” de quienes, como ocurre con otras profesiones donde la tasa de trabajadoras es alta, reciben sueldos magros.

Mientras en el mundo el promedio de mujeres en la ciencia no llega al 30 por ciento, en América Latina ellas son más del 45 por ciento. Quienes aplauden el avance de las mujeres en la ciencia también señalan que, en general ellas tienden a trabajar en la academia y el sector público más que en las industrias, y que eso deriva en menores sueldos y limitadas posibilidades de crecimiento. En la Argentina, por ejemplo, gran porcentaje de cientificxs son mujeres pero en cargos más bajos y peor pagos. Las investigadoras en puestos más altos son solo el 20 por ciento. Se van perdiendo mujeres a medida que se asciende por la escala jerárquica.

Ahora cabe preguntarnos, ¿qué es el día del pago igualitario?

Es ni más ni menos que un indicador que expone la cantidad de días extra que tiene que trabajar una mujer para ganar lo mismo que recibe un hombre al 31 de diciembre de cada año. Si bien en Argentina este año fue el 9 de abril, acorde a la brecha del 27% según datos del INDEC, la fecha refleja la desigualdad salarial de cada país. En Estados Unidos se celebra el 14 de abril, en Chile fue el 27 de marzo y en la Unión Europea el 28 de febrero. No es fija, puede modificarse de un año a otro según se acorte o se alargue la diferencia remunerativa. De cualquier manera es un hecho que las mujeres ganan menos que los varones y más aún, las personas transgénero que no solo cobran menos, sino que directamente se las excluye del mercado laboral.

La causa principal siguen siendo las tareas no remuneradas, bastante evidenciadas en el contexto de pandemia que estamos transitando. No cargar tradicionalmente con ellas, ha permitido a los varones gozar de una gran riqueza de tiempo para capacitarse, lograr mejores empleos y disponer de tiempo para el ocio.

¿Cuál es la relación entre pago igualitario y la ciencia?

Simple. Siendo la ciencia un ámbito de poder, jerarquización y reproducción de estereotipos de género y con gran impacto en la vida de la población general, no es casual que sea un entorno tradicionalmente masculino donde también las mujeres argentinas deban trabajar un año y tres meses para ganar lo mismo que un varón en tan solo un año.

María José Elmelaj

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?