Chevrolet S10: potencia, equipamiento e imagen de indestructible

Nos subimos a la chata mediana brasileña que compite con las fabricadas en el país. Miles la eligen por imagen de marca y pergaminos de camioneta irrompible. Nuestra opinión, a continuación.

cristian ortega - mdzautos@mdzol.com

Chevrolet S10.

La pick up Chevrolet S10 tiene una larga trayectoria en nuestro país, y a fuerza de robustez ha logrado seguir siendo competitiva y referente de un segmento que no sólo es híper competitivo en el país, sino que además cuenta con protagonistas "Made in Argentina" de mucho peso.

Entre enero y setiembre de este año, pésimo en venta de vehículos, hay que aclarar, la S10 se mantiene como la quinta camioneta más vendida del mercado. Hasta el mes pasado, comercializó 5.115 vehículos. Por encima tiene, en orden creciente, a la Renault Oroch (segmento menor), a la Ford Ranger, a la VW Amarok y a la líder Toyota Hilux (con 19.938 unidades vendidas).

Chevrolet S10.

El concesionario oficial Chevrolet Yacopini nos prestó una S10 4×4 High Country 2.8 litros, automática de seis velocidad y reductora, motor turbodiesel de 200 cv y 500 nm de torque (en la versión manual son 400 los nm de torque). Una bestia.

Es la versión más equipada y costosa de la gama: cuesta 2.308.900 pesos según precio de lista. Como destacados de equipamiento podemos enumerar la pantalla táctil de 8 pulgadas (en lugar de 7″ de las versiones más bajas), climatizador automático, asiento del conductor con regulación eléctrica y asientos en cuero.

Chevrolet S10.

Si los vale o no es otra discusión, pero que la chata mediana de Chevrolet está a la altura de las más vendidas del mercado, no hay ninguna duda. El diseño es atractivo, hasta imponente, con una trompa bien musculosa. No es rupturista, las camionetas medianas son todas más o menos iguales, pero no desentona y trasmite poder; es la idea.

Chevrolet S10.

Una vez tras el volante, S10 está bien presentada. Nos gustó el tablero, a la antigua, con 4 agujas y cuadrantes claros. Los materiales son de correctos a agradables, como las terminaciones, perillas y botones. Al mismo tiempo, la butaca, de cuero, es mullida, aunque sujeta poco cuando la chata se bambolea en caminos complicados.

Chevrolet S10.

Las plazas traseras no de destacan por lo cómodas (como en todas, el respaldo es muy recto), pero sí los sorprendió el espacio para las rodillas: muy generoso.

A la S10 la anduvimos por la ciudad, por la autopistas, por caminos de montaña y por huella de tierra y piedra. El comportamiento es muy bueno. Si uno le da la oportunidad al motor de entregar toda su potencia, sólo encontrará satisfacción. Incluso el sonido que hace es agradable. La caja, a su vez, es ágil y responde siempre.

Chevrolet S10.

A la hora de salir del asfalto, la sensación de robustez y solidez de la S10 invitan a maltratarla un poco. Ojo, sólo un poco, es prestada. Pero en situaciones cotidianas de caminos de tierra, con subidas y bajadas, la S10 ni se enterará de las dificultades.

Chevrolet S10.

En conclusión, la Chevrolet S10 High Country es de las más completas camionetas medianas que se ofrecen en el mercado, con todo lo que a este tipo de vehículos se le exige en estos tiempos: potencia, confort, robustez y buenas terminaciones. El producto de la marca estadounidense cumple con creces, y se le planta de igual a igual a las estrellas de la industria automotriz argentina.

Ficha técnica

Motor: turbodiesel

Cilindrada: 2.8 litros

Potencia: 200 cv

Torque: 500 nm

Consumo mixto: 10,1 litros/100 Km

Precio: 2.308.900 pesos (versión probada).

Dónde encontrarlo: Chevrolet Yacopini

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?