¿Usado 2018 o 0Km? Pavorosas diferencias de precios

La situación del mercado automotriz es desesperante por varios factores, entre los que se destaca la escalada de precios. Hoy, las diferencias con un modelo de un año de antigüedad puede ser de cientos de miles de pesos.

cristian ortega - mzdautos@mdzol.com

Los precios de los 0Km, por las nubes.

Que el sector automotriz pasa por una grave crisis no es ninguna novedad. Día por medio se conocen datos preocupantes sobre la realidad de la industria, con caída de ventas, de producción y hasta de exportaciones.

Hay que hacer la salvedad de que por estos meses, hace un año, se lograban cifras récord, por eso la brusca diferencia. De todas maneras, el derrumbe lleva casi 10 meses, y las perspectivas no son alentadoras.

Entre otras razones, los precios de los autos 0Km siguieron muy de cerca al dólar, que se apreció en un 100% el año pasado. Así, los precios de los vehículos nuevos subieron en similar proporción, espantando a miles de potenciales clientes.

No obstante, en el mercado del usado no pasó lo mismo, porque siempre los aumentos tardan en llegar, pero además porque el panorama recesivo que sufre el país hace que muchos propietarios preferan perder unos miles de pesos pero cerrar rápido la operación.

Con este contexto es que nos pusimos a comparar los precios de autos seminuevos (exclusivamente modelos 2018) con vehículos 0Km según precios de lista. Es importante aclarar esto porque las concesionarias ofreces bonificaciones y financiación con tasa 0% con la intención de vender y aliviar el fuerte stock que tienen.

Vamos por parte. Primero buscamos algunos modelos de Chevrolet para hacer la comparación. Así, el popular Prisma 1.4 Joy puede conseguirse usado por 439.000 pesos, mientras que la misma versión 0Km tiene un precio de lista de 601.900 pesos (+162.900 pesos).

Chevrolet Prisma.

Si hablamos del SUV Tracker, la versión Premier 4x2, modelo 2018, puede comprarse por 680.000 pesos, mientras que nueva cuesta 913.900 (+233.900). La versión 4x4 de la Tracker Premier, usada sale 750.000 pesos pero nuevo su precio asciende a los 985.900 pesos (+235.900).

En el caso de Citröen, el C3 Feel VTI modelo 2018 se puede conseguir por 490.000 pesos, mientras que nuevo sale 747.500 pesos (+257.500). Si ponemos la atención en el C4 Lounge THP Feel manual, usado cuesta 660.000 pesos, mientras que nuevo, según precio de lista, sale 1.025.000 pesos (+365.000 pesos).

Fiat por su parte también muestra grandes diferencias entre sus modelos respecto a si son 0Km o usados 2018. Así, el Argo 1.3 Pack Conectividad segunda mano se consigue por 470.000 pesos, mientras que nuevo sale 662.770 (+192.770). Con el Cronos 1.8 Precision Pack Technology pasa algo similar: el usado sale 585.000 pesos y el nuevo 732.700 (+147.700 pesos). Si nos fijamos en el más económico de la marca, el Moby 1.0 Way 2018 cuesta 375.000 pesos, mientras que sin rodar su precio asciende a 538.600 pesos (+163.600).

Fiat Mobi.

De Ford elegimos dos modelos icónicos: por un lado la EcoSport, que en su versión 1.5 SE manual cuesta 670.000 pesos si es usada, mientras que 0Km su precio es de 789.200 pesos (+119.200). El otro modelo que buscamos fue el Ka, versión 1.5 SEL. En este caso, con un año de antigüedad puede comprarse por 385.000 pesos, mientras que recién sacado de la agencia cuesta 646.400 pesos (+261.400).

Por Peugeot, analizamos los precios del 301 Allure manual, que está en 520.000 pesos usado, mientras que el 0Km sale 674.200 (+154.200). En el caso del 308 Allure Pack, su precio es de 638.000 para el modelo 2018, mientras que para un 2019 nuevo su valor asciende a 946.900 pesos (+308.900). El 208 Allure 2018 cuesta 500.000 pesos, mientras que nuevo sale 720.800 (+220.800).

Una buena opción es el usado 2018.

Renault, por su parte, no escapa a la general, y un Kwid Zen usado puede conseguirse por 330.000 pesos. El mismo auto nuevo sale 477.200 pesos (+147.200). En el caso del SUV Captur Intens manual, su precio usado es de 750.000 pesos, mientras tanto que 0Km cuesta 965.700 (+215.700 pesos). En Duster 1.6 Dinamique 4x2, la diferencia es más escasa: 715.000 a 746.900 pesos (+31.900).

En el caso del Toyota Corolla, en su versión SE-G CVT, su precio para el modelo 2018 es de 898.000 pesos, mientras que nuevo sale 1.124.700 pesos (+135.700).

Para terminar nuestro repaso, referenciamos al VW Virtus Comfortline manual Safety Pack, que usado cuesta 578.000 pesos, mientras que nuevo su valor asciende a los 813.900 pesos (+235.900). En el caso del Fox Connect 2018, cuesta 450.000 pesos, pero si queremos el 0Km deberemos desembolsar 699.200 pesos (+249.200).

Como queda claro, las diferencias de precio entre el mismo auto con apenas un año de diferencia puede ser muy grande, por eso, y muy a pesar de las automotrices y concesionarias, en el actual contexto es más conveniente para el que tenga el dinero y tome la decisión pese a la incertidumbre general, optar por un semi nuevo que por un 0Km. De todas maneras reiteramos lo indicado al principio: hay promociones, bonificaciones y financiación a tasa 0% que también pueden ser provechosas para el consumidor, quien es, en definitiva, el que mejor tajada puede sacar de la actual crisis.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?