Cóctel explosivo para la industria: devaluación y caída del salario

Cóctel explosivo para la industria: devaluación y caída del salario

Se necesitan 15,5 sueldos para acceder a un auto 0Km de los más baratos. La cifra es equivalente a la relación que había en el 2011, y las perspectivas no son buenas.

La consultora Invenómica publicó un interesante trabajo donde afirma que para poder comprar un auto 0Km de los más baratos son necesarios 15,5 sueldos, lo que nos lleva a una situación similar a la ocurrida en el 2011.

Esto se explica por la caída del salario real y la suba de los autos, ambos fenómenos producto de la megadevaluación del peso producida el año pasado.

Según el informe de la consultora, el mercado de patentamientos de enero muestra que no hay síntomas de recuperación, y el 2019 posiblemente sea mucho peor de lo que se esperaba hace tan solo unos meses.

En enero, con patentamientos por 58,250 unidades (autos más comerciales livianos), fue el comienzo más flojo desde 2016, pero comparar con dicho año no es correcto. Debe recordarse que en 2016 había una demanda reprimida que fue naturalizándose con el correr de los meses con la normalización del tipo de cambio, la apertura de importaciones y la eliminación de algunos impuestos en los vehículos de mayor valor de mercado. Así, a pesar del flojo comienzo, el mercado de patentamientos cerró en 683,000 unidades (autos más comerciales livianos) en 2016.

Dicho esto, y eliminado entonces el 2016 como comparación, hay que remontarse a enero de 2005 (con 51,000 unidades) para encontrar un arranque de año peor que en 2019. Y vale recordar que en 2005 los patentamientos apenas alcanzaron las 361.000 unidades.

Patentamientos enero.

El flojo arranque del 2019 es por supuesto continuación de la crisis que vive la industria desde mediados de 2018 por motivos ya conocidos. Pero varios son los motivos que indican que no se verificará una recuperación de la industria en el segundo semestre.

El incremento en la cantidad de sueldos para comprar un vehículo es uno de los principales factores de explicación. Mientras que en 2017 se necesitan 11,2 sueldos promedio para comprar un vehículo chico –compuesto por modelos como Gol Trend, Polo, Argo, 208, Etios, Onix-, en diciembre de 2018 se necesitaron 15,5 sueldos. Es decir, que en un año se retrocedió a niveles que no se registraban desde 2011. Y los primeros dos meses del año son poco alentadores dado que los precios de los vehículos incluidas las bonificaciones se incrementaron en torno a un 6%, mientras que los incrementos salariales se encuentran muy por debajo de dicho guarismo.

.

La fuerte contracción de los salarios reales de los consumidores es otro de los factores que explican el derrumbe de las ventas de vehículos. En 2018 el poder adquisitivo se contrajo un 11% y la perspectiva para el primer semestre de 2019 son poco alentadoras en función de los fuertes incrementos en servicios básicos como luz y gas que inciden en gran medidas en los costos de bienes y servicios. Recién a partir del tercer trimestre se podría observar una mejora del salario real, pero es imposible que pueda recuperarse lo perdido en 2018.

Así, considerando la evolución de las variables “duras” planteadas en los párrafos anteriores, lo más factible es que 2019 se registre un nivel de patentamientos similar al de 2009 (el total anual fue de 493,000 unidades). Para superar ese nivel la recuperación de la economía debería ser mucho más rápida (comenzando en el segundo trimestre del año) y fuerte (con tasas de crecimiento de la economía que superen el 5% a partir de julio)

Un mejor clima económico también es clave para la recuperación de las ventas de vehículos. Mientras las señales del mercado sean de contracción del nivel de empleo y futuro incierto sobre la economía, las ventas de vehículos continuaran en niveles muy bajos y navegando en volúmenes mensuales similares al de diez años atrás.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?