El Renault 12 argentino cumple 50 años

El Renault 12 argentino cumple 50 años

Durante más de 20 años fue de los preferidos de las familias argentinas. Repasamos la historia de un clásico entre los autos populares fabricados en Argentina.

MDZ Autos

MDZ Autos

El Renault 12 nació en Francia en 1969 como sucesor del Renault 10. Al mercado argentino llegó dos años más tarde, en mayo de 1971, aunque la producción había comenzado a fines de 1970. Fue a poco del arribo del Fiat 128 y antes del Dodge 1500, otros dos modelos que fueron súper populares en el país.

Acá, replicamos una nota-homenaje que realizó el sitio especializado Auto Web por los 50 años del Renault 12 argentino. 

El modelo era muy parecido al francés, pero adoptó uñas en los paragolpes y un ventilete delantero que no existieron en el modelo europeo.

Debutó con un motor 1.3 de 60 CV y medía 4,39 metros de largo, 1,64 de ancho, 1,44 de alto y 2,44 metros entre ejes. En 1973 apareció la Break, la versión familiar, que estiraba el largo a 4,48 metros y el alto a 1,51 gracias al portaequipajes.

En 1976 llegó el primer rediseño, que eliminaba el ventilete y las uñas de las defensas, cambiaba las luces posteriores, reformaba el interior y adoptaba el motor 1.4 en variantes de 57 y 74 CV.

En 1978 apareció el Alpine, la versión deportiva al estilo del Gordini europeo pero que basaba su nombre en la marca deportiva del rombo. Este venía con el 1.4 potenciado hasta los 110 CV, una protuberancia en el capot y la pintura negra con stickers dorados (hubo otras combinaciones) con el nombre de la versión. Se hicieron menos de 500 unidades.

A mediados de los 80, el Renault 12 adoptó una nueva gama, con la versión L de entrada con mínimo equipamiento (competía contra los Fiat Brio y VW 1500 Básico). Estrenaba nuevos paragolpes con uñas plásticas y las versiones más caras sumaban faros dobles. Los motores elevaban su potencia a 63 y 77 CV.

En 1990 llegó el mayor cambio estético, con grandes paragolpes plásticos, tal como hicieron los Fiat Spazio y Súper Europa y el Peugeot 504 en esa época. El GTS también llevaba un alerón que se unía con el paragolpes como también tuvo el Renault 18. De esta camada también existió un 12 a GNC.

Poco después, el 12 sumó el motor 1.6 de 63 CV, pero a fines de 1994 fue dado de baja, junto con el Renault 11, en la cadena de montaje de Santa Isabel, para dar paso al moderno Clio.

Del querido Renault 12 se fabricaron en el país más de 440 mil unidades, siendo el segundo modelo más producido de la marca, detrás de la segunda generación del Clio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?