Yamaha tomó la decisión: ya diseña una una deportiva “accesible”

Yamaha tomó la decisión: ya diseña una una deportiva “accesible”

Con la llegada de la Euro5, la marca japonesa debió discontinuar la supersport YZF-R6. Documentos presentados confirman los rumores: se viene una R7 basada en la plataforma de la MT-07.

MDZ Autos

MDZ Autos

Con la transición de la normativa anticontaminación Euro4 a Euro5, Yamaha tuvo que revisar su gama y decidió no adaptar a su emblemática supersport YZF-R6, evidentemente por un tema de costos y por tratarse de una categoría en baja.

De esta manera, la YZF-R6 para calle sólo se continúa comercializando en países como el nuestro, donde no se alinean a las últimas normas anticontaminación. Al mismo tiempo, Yamaha anunció la R6 Race, es decir, una versión equipada y destinada para el uso exclusivo en circuito, o sea, no matriculable.

Debido a esto, según detalla el sitio especializado La Moto, se abrió “un hueco” en el catálogo de la marca que tenía que cubrirse. A pesar de ser un segmento que no es ni por cerca lo que supo ser, con una demanda muy baja, Yamaha pretende reingresar utilizando la receta vista en otros fabricantes, con productos de desarrollo más económico y por ende más al alcance de más usuarios.

Semanas atrás, diferentes medios daban cuenta de los rumores sobre el posible desarrollo de una MT-07 carenada para reemplazar a la discontinuada YZF-R6, y ahora recientes documentos presentados por la marca japonesa confirmarían estos rumores.

Se ha sabido que Yamaha ha presentado los documentos de homologación de una YZF-R7 ante la CARB de California, que es la agencia gubernamental encargada de controlar la calidad del aire en ese estado, el de mayor vocación ecológica de Estados Unidos y con parámetros muy restrictivos.

A los nostálgicos debemos aclararle que la próxima YZF-R7 no montará el legendario y potente motor de cuatro cilindros de 750 cc producido a finales del siglo pasado.

De hecho, en los documentos presentados ante la agencia californiana se indica un motor bicilindrico paralelo de 689 cc, el mismo CP2 que equipa a la gama derivada de la exitosa naked MT-07, como la Tracer 700, la XSR700, y la Ténéré 700.

Entonces, confirmando los rumores de hace menos de un mes, la nueva R7 será seguramente la versión adaptada y carenada de la MT-07.

Además de la indicación de la planta motriz, está también la de los colores, siendo negra y azul las registradas.

En su última versión, presentada hace muy poquito y adaptada a la Euro5, la Yamaha MT-07 entrega valores de par y potencia que alcanzan respectivamente los 67 Nm a 6.500 rpm y los 73,4 CV a 9.000 rpm.

En cuanto a la parte ciclo, no esperamos que Yamaha innove demasiado ya que cuenta con un chasis sumamente liviano y reactivo, considerado uno de los más eficaces de su categoría.

Dado el uso, en comparación con la MT-07 podría cambiar la suspensión, con una horquilla invertida más rígida y quizá ajustable.

Por la misma razón, el sistema de frenado también podría prever una mejora en el rendimiento, con pinzas de anclaje radial y cuatro pistones en la parte delantera y ABS en curvas.

Habrá que ver qué decidirá Yamaha en cuanto a la dotación electrónica, si continuar con un equipamiento austero para mantener a raya los costos, o incluir instrumental TFT, control de tracción, modos de motor o un quick shift, por ejemplo y alinearse a lo ofrecido por algunos rivales de segmento.

Y justamente en cuanto a rivales, se mediría con la increíble RS660 de Aprilia, y sus compatriotas japonesas de Honda con la CBR650R y la Ninja 650 de Kawasaki.

Seguramente, el precio sea el condicionante de su éxito, y Yamaha tiene toda la experiencia recogida con la MT-07. Para saber, tendremos que esperar, por lo menos, hasta el año que viene.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?